CASI EL 10% DE LA POBLACIÓN PADECE DIABETES EN PARAGUAY



La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa (azúcar) en sangre es elevado. La glucosa proviene de los alimentos y es la principal fuente de energía de las células del cuerpo para que estas realicen todas sus funciones. 

La diabetes se produce cuando la insulina (hormona natural del cuerpo) secretada por el páncreas es insuficiente; por tanto, se acumula exceso de glucosa libre en sangre y las células del cuerpo no tienen energía. 

En la cronicidad, el exceso de glucosa en sangre causa graves problemas a la salud, es por ello que a la diabetes se la conoce como la “asesina silenciosa”, debido a la ausencia de signos y síntomas en los primeros años.

La diabetes no se cura; la diabetes se controla. El paciente debe seguir las indicaciones de su equipo multidisciplinario de salud. 

Los valores normales de glucosa en sangre venosa son entre 70 y 99 mg/dl. Se llama prediabetes a los valores entre 100 y 125 mg/dl y se considera diabetes a cualquier valor igual o mayor a 126 mg/dl. Los valores en gestantes difieren de estos parámetros. Estos valores deben ser evaluados obligatoriamente por el médico para certificar el diagnóstico e iniciar tratamiento oportuno, evitando las complicaciones. 

Tipos de diabetes y sus características

Los principales tipos de diabetes son tipo 1, tipo 2 y gestacional (durante el embarazo).

Diabetes tipo 1

Corresponde a menos del 10% de los casos y no es prevenible; aquí, el páncreas no produce insulina en absoluto. Esto se debe a que el sistema de defensa del cuerpo ataca a las células productoras de insulina del páncreas y las destruye. La diabetes tipo 1 es frecuente en edades pediátricas y adultos jóvenes. Estos pacientes dependen de la aplicación de insulina externa inyectable 6 veces al día, además del monitoreo de glucosa capilar entre 5 a 8 controles antes de las comidas.

Diabetes tipo 2

Es la más frecuente, representa el 90% de los casos. ES PREVENIBLE. Aquí la insulina no funciona adecuadamente debido a los excesos en la alimentación, el sedentarismo, hábitos tóxicos, sobrepeso y obesidad. Puede aparecer a cualquier edad, incluso durante la infancia. Sin embargo, este tipo de diabetes se presenta con mayor frecuencia en las personas de mediana edad y en edades geriátricas. El tratamiento se inicia con la modificación de hábitos nutricionales, inclusión de actividad física recomendada por el médico (frecuencia, periodicidad y tipo de actividad) y suspensión de hábitos tóxicos. Posteriormente, el tratamiento se intensifica con antidiabéticos orales y el uso de insulinas externas, según prescripción del médico.

Gestacional (en el embarazo)

Puede aparecer desde el inicio hasta el final del embarazo. Se recomienda que, una vez confirmado el embarazo, se realicen controles de glucemia periódicos para detectar a tiempo la patología. La glucemia elevada durante el embarazo conlleva a complicaciones en el desarrollo y crecimiento fetal, problemas durante el parto y predispone al recién nacido a enfermedades crónicas no transmisibles en la adultez. 

Complicaciones 

Los valores elevados y mantenidos de glucosa en sangre provocan complicaciones en todo el cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. 

Las complicaciones más temidas son: accidente cerebro-vascular, deterioro cognitivo, ceguera, sordera, infarto al corazón, insuficiencia renal, disfunción sexual, heridas que no cicatrizan, neuropatía diabética, amputación de piernas, entre otras.

Todas las complicaciones de la diabetes son PREVENIBLES si el paciente y un integrante de su familia acuden temprana y periódicamente a la consulta médica; cumpliendo a cabalidad las indicaciones de su equipo multidisciplinario de salud. La irregularidad, pasividad, el abandono de tratamiento, así como la ausencia de apoyo familiar son factores que predisponen a la aparición de complicaciones, muchas veces irreversibles.

Síntomas 

Deben llamar la atención al paciente y su familia los siguientes síntomas: sed frecuente y con preferencia de líquidos azucarados, hambre voraz, pérdida de peso inexplicable, micción (orina) frecuente, que lo despierta en la madrugada; fatiga que no mejora con el descanso, picazón de piel y zona genital, heridas que no cicatrizan, visión borrosa, disfunción eréctil, entumecimiento u hormigueo de pies y piernas, además de la depresión. Ante la presencia de 2 o más síntomas, se recomienda acudir al médico para un control clínico y laboratorial.  

Diabetes en Paraguay 

Las siguientes cifras corresponden a la encuesta realizada en el año 2011 por la Dirección de Enfermedades Crónicas No Trasmisibles del Ministerio de Salud Pública. 

El 9.7% de la población general del Paraguay padece de Diabetes. Del total de la población, el 7.9% corresponde al sexo masculino y el 11% al femenino, respectivamente. El grupo etario predominante es entre los 45 y 75 años.

Información de contacto

• Dependencia: Dirección General de Vigilancia de la Salud – MSPBS

• Tel/fax: 595 21 204750.       

• Dirección: Avenida Brasil esq. Manuel Domínguez – Asunción.

• Horario de atención: De 07:00 a 15:00




Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

,