AL QUEDAR VIUDA DECIDIÓ SALIR A VENDER PORORO PARA MANTENER A SU FAMILIA.

Rocío Cabral de 32 años quedó viuda hace dos años, su marido falleció en un accidente de tránsito dejándola con cuatro hijos menores de edad, al ser sorprendida por tamaña tragedia, lejos de rendirse, ella sacó fuerzas para salir adelante por su familia.

Como mujer paraguaya, valiente y luchadora, al no poder trabajar de empleada doméstica por no tener con quien dejar a sus hijos, esta decidió hacer pororo para vender.

Según lo trascendido, la mujer puso en condiciones un carrito, y salió a las calles en busca de lugares donde se realizaban eventos a fin de aprovechar la afluencia de personas y lograr un poco más de venta. Actualmente consiguió un permiso para trabajar en zona de la playa San José de Encarnación.

A pesar del intenso calor del sol, Rocío se instala diariamente después del mediodía para vender su producto y llevar el pan de cada día a su casa, donde con mucha esperanza la esperan sus hijos.

“Ella afirma que sus peques son su motor, y a pesar de las adversidades, está dispuesta a luchar y sacarlos adelante a cada uno de ellos, ahora el más pequeño tiene 4 años y el mayor 13, todos van a estudiar, por que aunque no sobra el dinero, con sacrificio se puede lograr sobrevivir y salir adelante expresó, con esto, la joven madre se convierte en un gran ejemplo de superación”, detalla en su muro de facebook Fabián Sánchez, quien compartió la historia y además invitó a todas las personas que visiten la costanera de Encarnación a comprarle el pororo de maneja a contribuir a sus ingresos. Fuente: Fabián Sánchez .


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay