DENUNCIÓ A MÉDICOS POR LESIÓN SEVERA EN SU COLUMNA.



Nancy Johana Selent de 35 años, reside en Obligado y durante este martes llegó a Encarnación para contar ante los medios de comunicación, la manera en la que quedó en una silla de ruedas en forma permanente.

La mujer, tras enterarse que sufrió una lesión irreversible en la columna y que no volvería a caminar, denunció al plantel médico que la operó y le ocultó su diagnóstico real. Esta denuncia por Lesión Grave en contra de los médicos Hans Crup y Carlos Cardenas del Sanatorio Alemán (donde se realizó la intervención), se encuentra en manos del Fiscal Abog. Reinaldo Castillo.

Antecedentes del Caso

Todo comenzó el 17 de julio del 2019, cuando Nancy despertó con un fuerte dolor en el pecho a la altura de la clavícula izquierda que se extendía al brazo izquierdo acompañado de un leve entumecimiento. Después de varios días, el 24 de julio acudió al médico, porque el dolor era insoportable, contó. El médico le indicó medicamentos analgésicos y fisioterapia después de verificar los resultados de una radiografía, el diagnóstico fue Escoliosis.

El 29 de julio del mismo año, le contó a su médico que el dolor era cada vez peor, entonces le ordenaron ir a un traumatólogo y hacerse una Resonancia Magnética Nuclear. El 8 de agosto quedó internada.

El 12 de agosto le diagnosticaron Hernia de Disco Cervical, cuya única solución era una cirugía laminectomía.

Aunque primero se negó, los médicos le dijeron que era la única opción, “era una cirugía sencilla que no revestía riesgos, ‘al tercer día ya te vas a tu casa’, fueron las palabras de los médicos” todo según denunció Nancy.

Ella finalmente decidió operarse y junto a su familia, tuvo que reunir Gs. 20.000.000 para la cirugía que se realizó el 19 de agosto del 2019, la intervención duró cerca de ocho horas y ella salió en silla de ruedas, 10 días después tuvo que volver a ser ingresada al quirófano por una pérdida de líquido cefalorraquídeo a causa de una fístula en la Duramadre (capa que recubre la médula espinal).

Los médicos le habrían prometido que nada le impediría caminar y que en cuatro a ocho semanas después de la intervención, con fisioterapia, estaría de pie nuevamente. Algo que no pasó hasta la fecha.

Los dolores volvieron y buscó una segunda opinión

Grande fue la sorpresa de la mujer cuando los dolores volvieron y buscó la opinión de otros profesionales médicos en su caso, donde le informaron que la misma padecía de una “lesión medular crónica predominante irreversible y a consecuencia una siringomielia (quistes en la médula )”.

Nancy Johana pidió justicia ante esta terrible situación y que no haya otra “Nancy”, nunca más. La misma terminó gastando más de Gs. 70.000.000 y aún se encuentra pagando deudas por esta situación, que además de no curarla, la dejó en silla de ruedas, cambiando totalmente su vida.





Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

error: Content is protected !!