COMBINAR LOS ANTIVIRALES LOPINAVIR Y RITONAVIR ES INEFICAZ CONTRA EL COVID-19


La combinación de los medicamentos antivirales lopinavir y ritonavir, utilizados contra el virus del sida, no es eficaz en pacientes hospitalizados por COVID-19, concluyeron los autores del ensayo clínico británico Recovery.

Esta conclusión no es nueva, puesto que los investigadores lo anunciaron públicamente el 29 de junio. Pero esta vez publican los resultados detallados en la revista médica The Lancet.

“En muchos países se ha recomendado tratar el COVID-19 con la combinación de lopinavir-ritonavir. Sin embargo, los resultados de nuestro ensayo muestran que no es un tratamiento eficaz para los pacientes ingresados en el hospital con COVID-19”, comentó uno de los responsables de Recovery, Martin Landray (de la universidad de Oxford), citado en un comunicado de The Lancet.

Los investigadores británicos administraron la combinación de lopinavir-ritonavir (comercializada bajo el nombre de Kaletra) a 1.616 pacientes y lo compararon con otros 3.424 durante el período comprendido entre el 19 de marzo y el 29 de junio.

Resultado: no hubo una diferencia significativa en la mortalidad al cabo de 28 días (23% de los pacientes que recibieron el tratamiento contra 22% de los que no lo tomaron). Lopinavir-ritonavir tampoco reduce el riesgo de ser colocado bajo un respirador artificial ni acorta la duración de la hospitalización.

Al comienzo de julio, justo después de los anuncios de Recovery sobre la ineficacia de este tratamiento, los responsables del ensayo clínico europeo Solidarity (supervisado por la OMS) y de su socio francés Discovery lo abandonaron.

El ensayo Recovery, que incluye a 13.000 pacientes de 176 hospitales británicos, ha permitido mejorar considerablemente el conocimiento sobre los tratamientos contra el nuevo coronavirus.

Mostró a principios de junio que la hidroxicloroquina no tenía efectos beneficiosos. Después, a mediados de junio, destacó que la dexametasona (un corticoide) reduce la mortalidad entre los pacientes graves. Este es uno de los tratamientos administrados al presidente estadounidense, Donald Trump, durante los últimos días.

Decenas de tratamientos contra el COVID-19 están siendo evaluados en todo el mundo, pero hasta ahora la dexametasona es el único que ha demostrado eficacia en la reducción de la mortalidad.

Un antiviral, el remdesivir (también administrado a Trump) reduce ligeramente el tiempo de recuperación de los enfermos hospitalizados con COVID-19, pero no ha mostrado beneficios en cuanto a la reducción de la mortalidad.

Recovery evalúa otros tratamientos: el cóctel experimental de anticuerpos sintéticos de la compañía Regeneron (también administrado a Trump), el tocilizumab y el plasma extraído a personas que han tenido la enfermedad.

Fuente: AFP






Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

,