A SEIS AÑOS DE LLEGAR A SU META, DOCTORA CELEBRA SERVIR EN SU COMUNIDAD.

La historia de una humilde mujer de la comunidad de Fulgencio Yegros, departamento de Caazapá quien estuvo fuera de su comunidad varios años y regresó convertida en profesional, cumpliendo su sueño de servir en la comunidad donde se crió, está dando de qué hablar en la redes sociales y su mensaje es de motivación para los jóvenes.

Se trata de la Dra. Soledad Rodríguez Cortessi egresada de la Universidad del Pacífico en la capital del país y recientemente realizó un Posgrado en Ciencias Forenses en la Universidad Autónoma de Encarnación (UNAE).

Los seis años de estudio lejos de su familia no fueron fáciles pero para ella nada se compara con la bendición de integrar el equipo de salud de la USF Isla Saka de Fulgencio Yegros, departamento de Caazapá, su comunidad natal.

La Dra. Soledad es hija de Victor Rodriguez, jornalero y Dora Cortessi, hermana del conocido comunicador se Encarnación Jorge Cortessi.

La profesional relata parte de su experiencia y al final anima a los jóvenes de tierra adentro a estudiar y vencer los obstáculos del camino.

En el 2007, Soledad Rodríguez culminó sus estudios de secundaria en el Colegio Fulgencio Yegros y al siguiente año viajó a la capital con la intención de trabajar para ayudar a sus padres ya que en ese momento le era impensable costear una carrera universitaria por la condición humilde de su familia.

Ya en la capital del país, y a raíz de la motivación de familiares, sin mucho que perder en el intento, la mujer se postuló a la Beca de Itaipú y para su sorpresa fue seleccionada, allí entre dudas sobre la carrera a elegir, decidió estudiar medicina.

La mujer en contacto telefónico con Itapúa en Noticias recordó que “esta carrera representó mucho sacrificio por parte de mis padres porque yo no pude ayudarles económicamente debido a que la carrera me exigía mucho tiempo, no quedaba ningún espacio para hacer actividades en medio; En esos seis años uno pasa de todo, muchas veces yo sentí, no se como explicar, lamenté haber elegido la carrera porque veía sufrir a mis padres; Yo veía como ellos se sacrificaban, inclusive cosas que yo no me enteraba que ahora recién empiezo a dimensionar todo lo que ellos tuvieron que sacrificar para que yo me mantenga allá y ver como ellos pasaban necesidades por causa de que yo no podía ayudarles económicamente”.

“Muchas veces pase cosas difíciles en la facultad por el hecho de que yo estudiaba en una universidad privada, donde todos mis compañeros eran gente buena posición económica, muchos éramos los becados pero ninguno del nivel económico que yo tenía. Me hicieron pasar malos ratos, pero conocí gente espectacular gente maravillosa que me ayudó muchísimo” señaló..

Hoy, luego de su egreso en el año 2013 y tras trabajar un tiempo en Filadelfia, Chaco Paraguayo, ejerce desde el año 2015 en Isla Saka de Yegros.

En estos años de prestar servicio a su gente, la misma dijo sentirse realizada al ver los rostros lleno de gratitud “Te sentis realizada después de tantas veces que pensé si hice bien al elegir la carrera al ver la reacción de ciertas personas muy agradecidas, eso es reconfortante, me hace sentir muy bien poder trabajar con la gente que me vieron de chiquita, mis ex profesores, mis vecinos. estoy trabajando con la gente con quienes yo crecí”.

En la oportunidad, Rodriguez Cortessi instó a los jóvenes a “aprovechar la oportunidad de estudiar, a tener esperanza y mucha fuerza porque nada es fácil y todo se puede cuando la persona se entusiasma en lo que hace y no decae, cualquier cosa se puede conseguir si uno pone de su parte” expresó.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario