DONACIÓN DE ÓRGANOS Y TEJIDOS: ¿QUÉ ES MITO Y QUÉ ES VERDAD?






Es importante saber que una persona viva puede donar solo algunos órganos. Para ello debe ser competente y tener más de 18 años. En Paraguay, está autorizado entre parientes consanguíneos o por adopción (padres, hermanos, hijos, cónyuges).

También puede ser donante quien haya sufrido muerte encefálica, este fallecimiento se da por el daño cerebral irreversible, que se manifiesta por la pérdida de todas las funciones cerebrales y del organismo. Se produce como consecuencia de un paro circulatorio cerebral, y sus causas más frecuentes son los accidentes cerebro vasculares (ACV) y el traumatismo cráneo encefálico (TCE). 

En este caso, el diagnóstico de muerte encefálica se realiza siguiendo un estricto protocolo clínico. La certifican dos médicos y al menos uno de ellos debe ser neurólogo, neurocirujano o intensivista. Cabe mencionar que los mismos no pueden estar vinculados al equipo de trasplante.

Algunos mitos y desinformaciones que afectan la decisión de ser donante 

Es un mito que no se esté realmente muerto cuando se diagnostica la muerte cerebral. La realidad es que el paciente con diagnóstico de muerte encefálica está fallecido, según criterios aceptados a nivel internacional. 

Así también, es un mito que al ser donante y llegar a un servicio de urgencia, no harán los esfuerzos suficientes para salvar su vida. Realmente, los médicos trabajan siempre intentando salvar la vida de los enfermos. Solo se hará efectiva su voluntad de ser donante cuando esté fallecido o tenga muerte encefálica. 

Otro de los mitos es que después de la extracción de los órganos y tejidos el cuerpo queda desfigurado. Esto no es así, puesto que, una vez acabada la intervención, se suturan las heridas y se cubren, por lo que el cuerpo no se deforma ni presenta lesiones externas. 

Por otra parte, el mito de que la familia deberá costear los gastos de la operación del donante se desmiente, ya que la Ley establece que los gastos de la extracción de órganos serán costeados por el sistema público de salud. 

Por último, cabe mencionar que la mayoría de las religiones del mundo, incluyendo la católica, cristinas, testigo de Jehová están a favor de la donación de órganos y tejidos, y lo ven como un acto de amor y solidaridad hacia otro ser humano. 








Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay