AMOR DE HERMANOS QUE SUPERA TODAS LAS DIFERENCIAS

El Departamento de Nefrología Adultos conjuntamente con el Dpto. de Trasplantes del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción, organizó una conferencia de prensa, para dar a conocer detalles sobre el trasplante de riñón al que debe ser sometido próximamente el paciente Ever Ovelar, cuyo caso adquirió notoriedad cuando su hermano Julio Ovelar -quien será su donante-

“Un domingo el (Ever, su hermano) estaba muy mal en la cama, le dolía todo, con fiebre, no comía, le forzaba todo. Che ahecha chupe, oforzá chupe, aju campañagui ha atopa hese péicha. Yo le veía y le encontraba así. Nosotros vivimos en una pieza, cada uno a su lado, yo todo de Olimpia y el todo de Cerro, ahecharô chupe peicha, ajeadecidí. Ha’e chupe, hermano ko’êro guive che aîta nendive, che aseguita la tratamiento, ha la oservirô che riñón, che ame’êta ndéve. Nos presentamos junto a la doctora, de aquí para allá, y después de un año me dieron la respuesta oficial de que sí podía donarle a mi hermano”, fueron las palabras de Julio Ovelar, quien comentó visiblemente emocionado, que donará un riñón a su hermano.
Al respecto, la Dra. Norma Arévalos, especialista tratante de Nefrología Adultos del Hospital de Clínicas, mencionó.
“Son plenamente compatibles, se hicieron todos los estudios, gracias a Dios. El nació con un solo riñón (Ever), se le tuvo que sacar el riñón porque ya podía generar una infecciones más complicadas a causa de un reflujo, es por eso que necesita urgente el trasplante”
Los hermanos Ever y Julio Ovelar (31) provienen de San José de los Arroyos. Julio es chofer repartidor de una empresa de productos alimenticios. El paciente fue detectado con problemas renales hace 10 años y ya fue intervenido quirúrgicamente en cuatro ocasiones. Sigue su tratamiento en el Hospital de Clínicas. Se dializa tres veces a la semana, durante cuatro horas, desde hace tres años. El 10 de diciembre fue la fecha marcada para la cirugía de ablación y trasplante, en el Hospital de Clínicas San Lorenzo.
“Mi preocupación es no poder trabajar en el post operatorio, ya que dos meses es el periodo de recuperación. La empresa no me va a poder solventar mientras no esté. Pero conversé con mi jefe y me dice que siga adelante si esa es mi misión. Estamos en tratativas para ver si me pueden ayudar en este tiempo. Después de mi cirugía creo que me va a dar otra vez trabajito”, agregó Julio Ovelar, que es el mayor de 10 hermanos y el sustento de su casa.
Planes de Ever, luego de su cirugía
“Por el momento descansar bien y disfrutar más delante de una nueva vida. Se sufre mucho en la diálisis, es muy difícil. Hace tres años ya estoy. Te da náuseas, dolor de cabeza, te baja la presión o te sube. Cada fin de mes colaboramos con dinero para ir a visitar a nuestros padres que ya son mayores de edad. Ellos trabajan en la chacra en San José de los Arroyos”, dijo el futuro receptor.// FUENTE; Facultad de Ciencias Médicas UNA


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

,