POLICÍAS “PECHEABAN” COIMAS A NARCOS HASTA PARA EL BAÑO DE LA COMISARÍA

Con la transcripción de las conversaciones telefónicas se comprobó que los policías detenidos el martes último y los jefes narcos estaban en constante comunicación. Los uniformados alertaban sobre cualquier movimiento que les afectara e incluso les invitaban a festejos y pedían dinero hasta para construir un baño.

De acuerdo al informe preliminar de análisis de intervención de comunicaciones de la Dirección de Investigaciones y Combate contra el Crimen Organizado de la Secretaría Nacional Antidrogas, estas son algunas de las transcripciones obtenidas de comunicaciones entre los involucrados en el esquema proteccionista.

Dinero narco para un baño
Por otra parte, cabe destacar que el 26 de diciembre del año pasado, el narco sindicado como líder de la banda, Ramón Aguayo, habría recibido una llamada de quien se identificó como el comisario principal Edelio Celso Loreiro Garcia, jefe de la Comisaría de Chirihuelo, y se puso a su disposición.

“Hola, mi gran amigo, yo soy el comisario Loreiro, vine a la 1ª de Chirihuelo (…) Estoy haciendo un baño acá en la 1ª, fui cambiado el treinta y necesito seiscientos para terminar el baño para el personal, terminó mi ladrillo (…) Estoy a la orden para cualquier cosa”, le señaló.

Por otra parte, en otros audios que datan de noviembre del año pasado, el suboficial Venancio Bolaños Torres se comunicó también con Ramón Aguayo, quien aparentemente le iba comunicando sobre el trayecto de un cargamento. El mismo uniformado le llamó para identificarse como “el suboficial Bolaños de Lorito Picada” y preguntarle “qué hora va a pasar por ahí”.

En otras conversaciones que datan de enero de este año, Gustavo Fleitas, quien sería coordinador de las operaciones en pistas clandestinas para el tráfico de droga, se comunicó con una persona no identificada, quien le informó sobre una incautación realizada en la localidad de Sargento José Félix López en enero, donde se incautaron 381 kilos de cocaína. La misma persona, quien sería uno de los policías detenidos le informó que se dejó la camioneta que se usó para transportar la droga. “Recién nomás se retiraron todo y ya salieron todo de la zona, dejaron el vehículo ahí”, le precisó. Dicho rodado fue depositado en sede de la Comisaría 15ª de Sgto. Felix López y recibida por el suboficial inspector Pablo César Moráez Melgarejo.

El 15 de febrero, Fleitas nuevamente habría conversado con un jefe policial que le preguntó si habló con “los amigos de allá por lo atrasado que quedó, ocho bananas” lo que haría referencia a bolsas de sustancias estupefacientes.

El 14 de abril, una persona identificada como posible jefe policial incluso le invitó a Fleitas a participar de una celebración: “Hoy es mi cumpleaños, vení vamos a festejar, un secretario nos puede traer Conti Zero (cerveza)».

Según los investigadores, estas últimas conversaciones involucrarían a los uniformados Pablo César Moráez y Sebastián Ramón Silva López. Por otra parte, Ramón Aguayo también habría conversado con la persona que se identificó como jefe de Chirihuelo y le habría dicho que necesitana de su ayuda, ya que datos involucrarían a Luis Carlos Gómez Santacruz.

“Avisamos para que se esconda todo”
El 27 de noviembre del año pasado, una persona identificada como “Éver” aparentemente el suboficial inspector Carlos Éver Navarro, se comunicó con Fleitas. Ante la consulta sobre cuatro vehículos que estaban en camino, el uniformado le responde que “ahora están pasando Hugua Ñandu” y luego agrega: “Ahora llegaron a la comisaría, son la gente de Medio Ambiente, vino el asistente de Carlos Magno, nosotros ya avisamos todo ayer para que escondan todo”.

Asimismo, el 21 de diciembre del mismo año, Éver habría conversado nuevamente con Fleitas, ante la consulta de este de que “recién pasaron enfrente de Tremen dos Hilux y en la carrocería están personas con máscara”. Ever le habría informado que “se va a pagar en la Municipalidad a 600 personas; es para eso seguramente”.

Los uniformados incluso alertaban sobre el movimiento policial, puesto que el 22 de junio de este año, Éver informó a Fleitas que “gente de Investigaciones está por la zona, en una Tritón plateada y están entre cuatro personas”.

Dejaron de pagar y renegociaron coimas
En algunas de las conversaciones se evidencia que los criminales dejaron de pagar a los policías por un lapso, lo cual implicó nuevas renegociaciones. El 16 de marzo de este año, Fleitas le habría ordenado a una persona no identificada que “mantengan llaveado el portón, para que no entren más los policías, pueden entrar y agarrarle a la gente, ya que no les estamos pagando más, cualquier cosa están queriendo hacer”.

Un mes después, el 16 de abril, se comunicaron Fleitas y Figueroa (quien sería el suboficial Mario Figueroa Velázquez), indicando el primero: “El karai ahora mismo no va a hablar con ustedes, dejó todo a mi cargo, él quiere dar cinco y cuatro directo”. Ante eso, Figueroa responde: “Esa misma cantidad es lo que otros tienen que dar, nosotros nos conocemos desde hace mucho tiempo ya”, evidenciando sus intenciones de cobrar más dinero.

Luego de un mes, nuevamente, el 15 de mayo, Fleitas le habría indicado a Figueroa que le pasaría su parte vía giro de dinero, a lo que el uniformado respondió que se encontrarían en persona “por la orilla”. Finalmente, el encuentro se habría concretado el 28 del mismo mes, de acuerdo a las conversaciones difundidas por el Ministerio Público.

Asimismo, los uniformados se contactaban incluso para alertar sobre movimientos del personal Antiabigeato. El 11 de junio, quien sería el subcomisario Rubén Darío Duarte Jacquet se comunicó con Fleitas y este último le solicitó: “Pasame un número para que te gire”. El uniformado le pasó su línea privada con terminación 724, número que fue incautado con el allanamiento realizado el martes pasado cuando se produjo su detención.

Problemas con marihuaneros y el PCC
El 22 de enero de este año, una persona con acento extranjero se comunicó con quien se identificó como el subcomisario Pedro Molinas, jefe de Departamento Contra el Crimen Organizado Regional Pedro Juan Caballero. Al día siguiente, el uniformado le manifestó a otra persona no identificada cuanto sigue: “Hace rato no te pude atender, estaba con un mburuvicha. El proyecto de la vez pasada no salió, el sujeto se hizo el desentendido y le dije que iba a quemar todo de ellos”, haciendo referencia aparentemente a plantaciones de marihuana. En otro momento, Molinas añadió: “Encontramos el producto, pero nadie va a admitir que es de ellos, el marihuanero es muy llorón y no quieren pagar”.

Seguidamente, la otra persona le consultó si quería hacer un “trabajo legal” sobre el Primer Comando da Capital. El jefe de Crimen confirmó: “Vamos a hacer, hay que armar un grupo comando”. Sobre esta conversación, esta mañana el fiscal Hugo Volpe explicó que se habla de un problema que tuvieron los miembros de dicha banda brasileña y los narcotraficantes. El uniformado se comprometió a realizar algún procedimiento para detener a los miembros del PCC.

En las siguientes conversaciones se detallan las negociaciones entre Molinas y quien sería uno de los jefes narcotraficantes para efectuar el pago de dinero, “un millón” en efectivo.//ABC DIGITAL


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

,