LOS PARAGUAYOS SIGUEN SIENDO REACIOS A LAS VACUNAS


Si bien Paraguay tiene uno de los esquemas de vacunación más completos de la región, invirtiendo en él casi 40 millones de dólares anuales, el desafío de sostener el trabajo realizado en esta materia se topa con el poco apego de la población a las vacunaciones regulares, según la directora del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), doctora Sonia Arza.

“En materia de inmunización, en el año 2016 se culminó un año con cobertura de vacunación que ha sido muy trabajado; sabemos que en nuestro país la población no se apega a la prevención, por consiguiente tenemos que estar estimulándolos a que lo acepten”, dijo Arza al evaluar la gestión del PAI en el reciente año.

Señaló que, para el 2017, el desafío es sostener el esquema, manteniendo el estatus libre de sarampión, rubéola y de polio que se ha alcanzado, y consolidando las nuevas vacunas incorporadas como las dosis monovalente contra la hepatitis B y la dosis contra el cáncer de cuello uterino aplicado a las niñas de 10 años en adelante. Para ello, habrá que insistir en que la población se movilice y se aplique las vacunas preventivas y no solo cuando hay factores de riesgo, indicó.

“Nuestro país nada tiene que envidiar a países del primer mundo porque a principios del año 2013 fueron incluidas cuatro nuevas vacunas en el esquema nacional de vacunación, posteriormente hemos realizado un refuerzo con la vacuna contra la polio y dejamos de usar la vacuna sabín. El desafio es sostener eso que nos costó fortalecer porque es importante entender que cuando asumíamos llevar adelante este programa tuvimos que defender mucho el presupuesto”, dijo Arza.

Señaló que en 2017 el Ministerio de Salud se apegará a la estrategia de combate de las hepatitis víricas que inició en el 2016 y procurará alcanzar realmente las altas coberturas para el servicio materno infantil. “En el Paraguay estamos cuidando contra la Hepatitis A, estamos vacunando contra la hepatitis B a las personas de riesgo y ahora en el 2017 en las primeras 24 horas de vida de todo paraguayo o paraguaya deberá de recibir una nueva vacuna, que es la vacuna monovalente contra la hepatitis B. Ese es el primer desafío”, dijo.

Otro desafío es que las niñas que han recibido sus dosis de vacunas contra el cáncer de cuello de útero y aún no han completado el esquema lo hagan. “Tenemos que hacer que se cumplan a través del convenio que mantenemos con el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), con la finalidad de que queden protegidas. La cuestión es que la población no se empodera de su protección y por consiguiente tenemos que necesariamente salir y estimularlos”, indicó Arza.

Para ejemplificar el poco apego de los paraguayos con la vacunación, la profesional refirió el caso de la vacuna pentavalente que se incluyó al esquema en 2002 y que en todo este tiempo se tuvo que “batallar” para que las tres dosis que reciben los niños antes de un año de edad tengan la misma cobertura. “Generalmente se le capta los dos meses posteriores porque la mamá retrasa las dosis que tiene que recibir el niño”, refirió.

Arza señaló que actualmente el esquema de vacunación de Paraguay tiene 19 tipos de vacunas lo cual constituye “un bolsón un poco más pesado de llevar” pero que sería más sencillo cumplirlo plenamente “si la población se empodera de su protección”.

“Hemos observado un poco más de apego a la vacunación dentro de la institución, pero todavía no es el ideal, eso no podemos ocultar, se sigue dando aún y tenemos que estimular a la población. Estamos trabajando en ese orden completando los esquemas y sobre todo en prevención para que la paraguaya o paraguayo pueda dimensionar el valor que tiene el esquema de vacunación porque el Estado paga por esas vacunas y llega a la población de forma gratuita”, dijo Arza.

Además de este esquema ya fortalecido, el Paraguay analizará en este 2017 la incorporación de la vacuna contra el dengue, que implicaría sin embargo una inversión muy significativa.

“El mayor desafío que tenrmos es que la población entienda el valor de estas vacunas y no dejar todo a última hora, es cuestión de seguir trabajando, lo hacemos seguimos educando en prevención inclusive con más sectores para que puedan ayudarnos a aumentar el apego a la vacunación, de esa manera trabajamos con muchos aliados estratégicos para llegar a más personas”, concluyó.

,

Deja un comentario