VENDE HELADOS EN LA CALLE PARA PAGARSE LA FACULTAD DE MEDICINA

Arturo Alfonso Vera es un joven de 20 años residente en el barrio San Pedro Etapa 1 de Encarnación. Nos cuenta que desde niño tenia el sueño de llegar a ser un profesional médico, por varios años luchó por ese sueño en el que creyó que llegaría el día en el que se haga realidad.

Debido a que proviene de una humilde familia y de escasos recursos, estaba conciente que un posible ingreso a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Itapúa sería bastante difícil. Aún así, esta mentalizado y plenamente convencido de que era posible.

Su padre es olero y su madre vendedora relocalizada, mientras que él trabaja como vendedor ambulante de helados en el Circuito Comercial, sus dos hermanas mayores ya son profesionales en enfermería y contaduría respectivamente, y una hermana menor también quiere llegar a ser médica.

“Cuando todavía estaba en el colegio ya estaba convencido de la carrera que seguiría”, nos dice.

Apenas se graduó en el nivel medio, se inscribió en el Curso Probatorio de Admisión pero culminó en el puesto 107, lejos de los puestos de ingreso. “Hablé con mi familia y me preguntaron si me animaba a probar de vuelta, sin dudar les dije que si y me anime. Tuve que dejar de trabajar y depender exclusivamente de mi familia, hasta que me enteré que pude ingresar a la carrera”, continuó diciendo bastante emocionado.

Arturo logró ingresar en el puesto 7 entre 280 postulantes para así comenzar a soñar más grande aún. El mismo es beneficiario de las Becas de Itaipú Binacional, que debe percibir en el mes de abril.

“Había mejores que yo, todavía no puedo creer. Siempre soñé que llegará ese día en que mis padres escucharán mi nombre en el día de mi graduación”, expresó.

“Ahora estoy trabajando duro vendiendo helados y juntando plata para pagar mi matrícula, pero aún me falta para comprar varios libros. Apenas inicie las clases este marzo ya no podré trabajar por eso tengo que aprovechar que puedo ahora”, agregó.

“Hay que soñar en grande y luchar por esos sueños, depende de tus propios sacrificios para que se hagan realidad”, sentenció.



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

, ,

Deja un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.