UN CULTIVO DE PAPAS DEGRADA MÁS LA TIERRA QUE EL EUCALIPTO.

Históricamente un tabú que se ha instalado en el sector agrícola a lo largo de décadas es creer que las plantaciones de eucaliptos destruyen la fertilidad de las tierras y por ende los cultivos aledaños. Esta teoría queda desmentida a través de estudios científicos que afirman que las plantaciones de eucaliptos no degradan la tierra y mucho menos destruyen los cultivos adyacentes.

Prueba de ello es el sistema silvopastoril que se está convirtiendo en una de las técnicas más atractivas al momento de iniciar un cultivo de forestación, ya que permite el aprovechamiento del suelo mientras se da el crecimiento de los árboles.

A través de este sistema es posible sembrar diversos rubros en medio de eucaliptales, estos rubros pueden ser de consumo humano o para la producción pecuaria.

Si bien el rendimiento del cultivo forestal es menor ya que la densidad entre árboles es más espaciada, la suma a lo largo de los años de la explotación del suelo permite obtener un retorno económico mucho más alto que si el cultivo hubiera sido netamente forestal.

El cultivo de papas puede consumir hasta 1.500 litros de agua por hectárea por año, y la producción se reduce si se agota más del 50 % del total del agua disponible en el suelo durante el período de crecimiento; mientras que el eucalipto solo consume 600 litros. Lo mismo ocurre con otras especies de raíces y tubérculos que degradan mucho más la tierra que esta especie exótica.

Tres años atrás, la Cooperativa Naranjito implementaba el sistema silvopastoril de forma experimental y en la actualidad los resultados son altamente productivos tal como se evidencian en los campos demostrativos como en las fincas.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

Dejanos tu comentario

,