TRP: A SUS 30 AÑOS POSEE 45 INVERNADEROS HORTÍCOLAS Y 14 EMPLEADOS A SU CARGO.

Sergio Ríos es un joven oriundo del distrito de Tomas Romero Pereira egresado como Bachiller Técnico Agropecuario. Con mucha incertidumbre y pocas oportunidades laborales, temerosamente gestionó su pasaporte y pasajes, y se predispuesto ir a un viaje del que no sabía cómo regresaría.

Con tan sólo 21 años fue a España en busca de un futuro mejor pero la añoranza hacia la tierra colorada de su distrito hizo que regrese pronto. Con su trabajo se ahorró un poco de dinero, y sin dudarlo creyó conveniente invertirlo en nuestro país, al llegar se compró 5 hectáreas de tierra y construyó un invernadero para la producción horticultura. “No conozco lo que es una herencia y siempre fue mi sueño dedicarme a la horticultura”, relató.

Hace 3 años cosechó su primera zafra, a bordo de una motocicleta vendía leche y lechuga en la ciudad de María Auxiliadora y su recaudación no superaba el millón de Guaraníes mensuales. Lejos de desanimarse procuró obtener mayor ganancia y todo lo que recaudada lo volvía a invertir en nuevos invernaderos para aumentar su producción.

Pasaron los meses y por fin pudo comprarse un motocarro. Se levantaba a las 05:00 de la mañana y luego de regar sus cultivos ya iba rumbo a la ciudad a tratar de vender sus cosechas, fue así que logró acceder a la provisión de hortalizas para el almuerzo escolar, gracias a gestiones realizadas por autoridades municipales; aunque una de las empresas no creyó que Sergio produciría lo suficiente para abastecer el volumen que se necesitaba.

Esta situación lo desafió a tal punto que ya lleva 42 invernaderos construidos, 20.000 plantas de repollo y 25.000 plantas de cebolla, cosecha mensualmente 4000 kilogramos de locote y 8000 kilogramos de tomate, esto significa un ingreso de 200 millones de Guaraníes mensuales. Su producción es tan grande que llega a los departamentos de Alto Paraná y Misiones como así también al Mercado de Abasto de Asunción.

Actualmente, cuenta con 14 personas trabajando con él y tuvo que adquirir un furgón y un camión con cámaras de refrigeración para la conservación de sus productos en buen estado. “Tuve que salir a buscar donde vender mis productos, los clientes no te llegan, sos vos quien debe ir en busca de ellos. No estoy solo, estoy trabajando con todos mis vecinos”, expresó.

Sostuvo que gracias a los controles que existen para evitar el ingreso de mercaderías de contrabando permitieron que los precios mejoren considerablemente. “Cuando tengo pedidos y no puedo abastecer, acopio de mis vecinos para no fallarle al cliente, muchas veces nos faltó todo y la gente no puede esperar mucho”, agregó.

“Para llegar a esto, lo único que hacemos es trabajar, si tenemos pedidos para un lunes trabajamos domingo todo el día hasta la noche”, concluyó.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,