SE AVIZORA UNA ZAFRA CON ALTOS RENDIMIENTOS EN LA PRODUCCIÓN SOJERA.

Este 2017 se caracterizó por la constante inestabilidad climática que afectó significativamente a los diferentes rubros agrícolas del departamento de Itapúa. Lluvias prolongadas, sequías, heladas y caída de granizos fueron constantes desde abril hasta principios de noviembre.

Tras las mejoras en las condiciones climáticas, en las últimas semanas se pudo notar unas mejoras significativas en los cultivos de estación, principalmente en la soja y en menor medida en el maíz.

Este desarrollo en el crecimiento de la soja, es debido a la luminosidad del sol , un factor que estuvo ausente al inicio de la zafra. Otro de los factores negativos que se presentó en los meses de setiembre y octubre fue el exceso de viento que dañó la calidad de las hojas.

En comparación a la zafra anterior, se podría estar hablando de un año bastante productivo con rendimientos óptimos, teniendo en cuenta que las mejoras climáticas están redituando favorablemente en los cultivos mucho más que años anteriores.

Se estima que si las condiciones climáticas siguen favorables y las precipitaciones son regulares, sería un año bastante positivo en la producción, teniendo en cuenta que actualmente la soja está llegando a su pico de absorción de agua por encontrarse en la etapa de llenado de granos cuando más cantidad de agua requiere.



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

, , , , ,

Deja un comentario