SAN PEDRO DEL PARANÁ SE UNE A LAS DIFERENTES OPCIONES TURÍSTICAS DE ITAPÚA

Llegar al distrito de San Pedro es como viajar varios años atrás ya que, esta zona aún conserva numerosas construcciones antiguas, la mayoría de ellas guardan ricas historias de los primeros pobladores de la zona.

En el centro una de las propuestas sin lugar a dudas la representa la Iglesia San Pedro Apóstol, cuya estructura corresponde a la época de 1844. La cúpula fue construida en el año 1950, hacia 1968 fue desmantelada parte de la pared de la sacristía, las cuales sirvieron para construcción del cimiento de la casa de las monjas ubicada a dos cuadras de la iglesia local y donde actualmente funciona el colegio subvencionado Nuestra Señora de Caacupé.

Frente a la iglesia se hallan viviendas que guardan su fachada original como la Casa de José Rubén Vigo, ubicada al lado mismo de la Municipalidad de San Pedro del Paraná perteneció desde siempre a la familia Vigo, actualmente es habitada por el nieto del propietario inicial. La misma mantiene su modelo colonial que data del año 1789.

Otra llamativa vivienda es la casa de la Profesora Julia Moura de Lugo, que siempre perteneció a la familia Lugo Portillo, de estilo colonial, aunque su antigüedad data del año 1900.

La Casa de la Familia Apodaca, es también otra atracción, la misma siempre perteneció a la familia Apodaca, si bien la construcción es de modelo colonial el edificio es la menos antigua entre los que se encuentran en los alrededores, si se puede mencionar que en el patio trasero de la casa si existió una construcción antigua pero que luego fue desmantelada.

Siguiendo este recorrido también se puede conocer la vivienda de la Profesora Ercilia Lugo, esta casa perteneció al matrimonio Vigo Lugo desde los inicios de la familia, funcionó primeramente como el primer Colegio del pueblo, el colegio Capitán Nicanor Torales.

En una esquina en cercanía a la Municipalidad está la Casa de la Familia Molina Vigo perteneció desde siempre a la familia Molina Vigo, data de la década de los 90, modelo colonial.

En este circuito también se puede conocer la Escuela Nº 66 Enrique Solano López su fachada aun es construcción original que data de los años 1941, más adelante se hicieron más edificaciones dentro de la propiedad que fue inaugurada en el año 1953 por Federico Chávez, presidente de la república en ese entonces y bendecido por Federico Lunari, primer representante del papa que pisó suelo paraguayo en aquel entonces. Las demás aulas fueron construidas hacia el año 1890.

El Centro Social fue construido por órdenes de Epifanio Méndez Fleitas en el año 1953 y al cual se le ha dado por nombre Centro Social “Elisa Alicia Linch”.

El edificio del Banco Nacional de Fomento fue construido al mismo tiempo que el Centro Social en el año 1953, también por orden de Epifanio Méndez Fleitas.

Un espacio interesante de la ciudad lo constituye la Plaza Municipal, anteriormente llamado Plaza del Soldadito Desconocido y cuya estatua se encuentra ubicado en el centro mismo de la plaza, fue donado por el señor Alemán Torales hace 50 años atrás. Hacia el año 2000, en la época del Intendente Juan Bautista Figueredo, se cambió el nombre a la plaza y actualmente es denominada Plaza Epifanio Méndez Fleitas y cuya estatua se lo ubica frente mismo a la del Soldado Desconocido en el centro mismo de la plaza desde el año 2008.

La Casa de Tapia es considerada la casa más emblemática de la ciudad, ya que, fue construida previa a la fundación de la ciudad de San Pedro del Paraná y su particularidad, según lo cuenta el conocido historiador de la ciudad
Sixto Figueredo, esa casa estaba construida tal cual a la estructura o al ordenamiento de los de los Jesuitas, es decir en forma de U, donde la que aún persiste corresponde a la entrada, luego en la parte lateral estaba el pabellón dividido en habitaciones y en el fondo el otro pabellón de forma horizontal estaba dividido en cocinas comedores y el vacío del medio se podía gozar de la frescura de una amplia parralera que acogía a los habitantes del hogar en los momentos de descanso y en las épocas de calor.

A unos 3 km del casco urbano en medio de una interesante vegetación, se halla la Hermita, lugar de peregrinación Mariana, allí se concentran más de 2000 fieles a la virgen cada 8 de diciembre.

San Pedro del Paraná también cuenta con un lugar donde refrescarse, se trata del Balneario San Isidro, ubicado a 3 km y medio del centro, es de propiedad privada y reúne a cientos de visitantes cada fin de semana en la época de verano, su apertura ya data de más de una década, ofreciendo piscinas, quinchos, pistas de baile, escenario y cantina.

A 4 km del centro en San Solano se puede visitar el lugar donde nació Epifanio Méndez Fleitas, si bien ya no cuenta con la antigua vivienda, sí se puede conocer una estatua en homenaje al escritor, músico y político.

En San Solano, también se lleva adelante en el mes de enero, la fiesta del Niño Jesús en el Establecimiento 14 de enero. Una tradición familiar que se repite año tras año, ofreciendo alimentos en forma gratuita a la comunidad como agradecimiento por las bendiciones recibidas.

La ciudad además cuenta con alojamientos y sitios donde se puede disfrutar de la gastronomía local.

Interesados en conocer estos lugares pueden comunicarse al 074220020 o al 0982251780 con Alba Sosa.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,
One comment to “SAN PEDRO DEL PARANÁ SE UNE A LAS DIFERENTES OPCIONES TURÍSTICAS DE ITAPÚA”
  1. Buenas quería saber..algún nro acontactar.mde S.Pedro del parana ..Para así poder ir a visitar ese lugar..para tema de mi proyecto

Deja un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: