“REVOLUCIONAR” EL SERVICIO MILITAR ES PROYECTO DEL MINISTRO DE DEFENSA

El futuro ministro de Defensa Nacional general (sr) Bernardino Soto Estigarribia anunció que quiere “revolucionar” el Servicio Militar Obligatorio. Agregó que la reforma de las Fuerzas Armadas, un antiguo proyecto varias veces postergado, será uno de los objetivos de su plan de trabajo.


Ante una consulta Soto Estigarribia señaló que insistirá en la intención de modernizar las Fuerzas Armadas, basándose en el proyecto de ley retirado del Congreso por el presidente Horacio Cartes en octubre del 2014 para evitar un foco de tensión a nivel militar. La cúpula castrense se opuso al proyecto sobre todo por la inclusión del ministro de Defensa en la cadena de mando de las FF.AA.

El mismo proyecto “con algunos ajustes” será la base para plantear la “necesaria reforma de la institución militar”, anunció. “Tenemos que reorganizar las Fuerzas Armadas, reducir su estructura sobredimensionada a una más pequeña para contar con unidades más operativas, eso es lo esencial”, expresó el futuro ministro.

Soto, que ya ocupó durante dos años el Ministerio de Defensa durante el gobierno de Cartes, indicó que la modernización de la institución castrense se debe hacer conforme a nuestra realidad económica, pero enfatizó en “el elemento defensa” es fundamental para cualquier Estado.

En cuanto a la inclusión del ministro de Defensa en la cadena de mando militar, señaló que se deben considerar las dos posibilidades, es decir, aceptar la presencia del ministro en la estructura de mando o dejarlo como está hoy.

Soto Estigarribia también indicó que pretender “revolucionar” el servicio militar obligatorio, en el sentido de incentivar el concurso de los jóvenes para hacer su conscripción militar pero que a la vez reciba “una formación en oficios para poder defenderse en la vida”. Dijo que requerirá de un mayor presupuesto para ofrecer las mejores condiciones a los jóvenes y que estos se sientan motivados a servir en las FF.AA.

El futuro ministro, por otra parte, ratificó que se mantendrá la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en el combate al grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en la zona norte del país. Dijo que se “fortalecerá” el grupo operativo y que también se realizará “ajustes estratégicos” para tratar de tener mayor efectividad. Precisamente, Soto fue uno de los propulsores de la modificación de la Ley 1337/99 “De defensa nacional y seguridad interna” para permitir el despliegue permanente de la FTC en el norte desde agosto del 2013, pero sin mayores resultados por ahora.

Frenaron la reestructuración

La reforma militar es una promesa incumplida de por lo menos los últimos tres gobiernos nacionales. En el proyecto, retirado por el presidente Horacio Cartes, se planteó la reducción estructural de las FF.AA., con la eliminación de los tres cuerpos del Ejército y la cantidad de divisiones. Una de las ideas que se manejó es que las divisiones se conviertan en brigadas con 800 a 1.000 hombres cada una. También se planteó eliminar el Comando Logístico. La intención fue tener un Ejército más pequeño pero mejor equipado.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario