PESE AL DOLOR, GRANDEZA DE UN PADRE DA ESPERANZA DE VIDA A DOS PERSONAS

Perdió a su hija de 12 años en un accidente de motocicleta y, con mucha fortaleza, autorizó la donación de órganos.
Gracias a esta decisión, hoy se inician trasplantes de riñón a dos pacientes, uno de Clínicas y otro de IPS.
La ablación de los órganos se realizó ayer, en el hospital de Traumas.

Iba como acompañante en la motocicleta conducida por su mamá embarazada, en Pedro Juan Caballero. Antes de salir, se despidieron de su papá sin imaginar que sería para siempre, pues un accidente vial provocó la muerte de ambas, a dos días del año nuevo.


El Dr. Hugo Espinoza, director del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante, del Ministerio de Salud, detalló que la pequeña de 12 años, fue trasladada desde la capital del Amambay hasta el hospital de Traumas “Dr. Juan Manuel Gianni” en estado grave, donde se procuró salvarle la vida sin éxito. Finalmente, fue diagnosticada con “muerte encefálica”.

Tras dar la triste noticia al padre, éste tomó la decisión de donar sus órganos, abriendo una ventana de esperanzas a dos pacientes que aguardaban un trasplante renal para vivir.

El profesional puso especial énfasis en la grandeza de este padre, quien a pesar de tan terribles pérdidas, tuvo la fortaleza de decir “sí” a la donación y brindar la oportunidad a otras personas de seguir viviendo.

“Quedé muy impresionado con la actitud del papá. Es muy joven y, con todo el dolor que implica haber perdido a su familia, tuvo la grandeza de aceptar la donación”, remarcó Espinoza.

Según lo referido por el médico, en la jornada de este lunes se llevó a cabo la ablación de los órganos de la niña y hoy se inician los trasplantes de riñones, que irán para un paciente del Hospital de Clínicas y para otro del Instituto de Previsión Social.

“El tamaño del corazón y el grupo sanguíneo no coincidían para realizar el trasplante cardíaco a la niña internada en el Pediátrico que aguarda un nuevo corazón”, lamentó el doctor.

, ,

Deja un comentario