PARAGUAYO DENUNCIÓ DESPOJO DE 20 MIL PESOS EN UNA “REQUISA” EN LA TERMINAL

El comerciante paraguayo Pascual Antonio Cáceres Zarza de 61 años, propietario de una verdulería en Encarnación, se presentó formalmente este martes por la tarde ante la comisaría seccional Decimoséptima de Posadas, donde relató que este último domingo en la Terminal de Ómnibus, cuatro gendarmes le robaron 20 mil pesos en una suerte de “requisa” totalmente irregular, cuando se disponía a abordar un colectivo que lo llevaría a Buenos Aires por negocios.
La propia víctima contó que semanalmente viaja a Posadas para abastecer su comercio en el Mercado Central. “Ahí hice mis contactos y me dijeron que podía conseguir algunos productos más baratos si los compraba en el Mercado de Buenos Aires”, contó.

Con ese objetivo fue que juntó 120 mil pesos, cruzó el puente internacional y se dirigió hacia la Terminal de Ómnibus de Posadas, donde adquirió un boleto hacia Buenos Aires. “Por cómo estaba de feo el tiempo, vine temprano, casi dos horas antes de la partida del ómnibus”, contó el hombre.

El mismo se encontraba a la espera de la partida de su colectivo, que salía a las 19.50, en el interior de la boletería. Alrededor de las 18.50, debido a la fuerte tormenta que azotó la región, la luz se cortó en la Terminal. Y comenzó su pesadilla.

“Me senté adentro para refugiarme de la lluvia. Estaba todo oscuro. De repente llegaron cuatro efectivos de Gendarmería, tres hombres y una mujer. Me dijeron que querían hacerme una requisa. Yo les dije que no tenía problemas y empecé a mostrarles todo lo que tenía, pero ahí me dijeron que tenía que acompañarlos hacia una oficina que está en la parte de abajo de la Terminal”, dijo el entrevistado.

A la “requisa de rutina” -tal como la denominaron los gendarmes- también fue llevado otro hombre que se encontraba en la boletería y del que Cáceres Zarza no supo más nada. El ciudadano sospecha que pasó por lo mismo que él pero no se animó a hacer la denuncia.

Lo cierto es que, ya en la oficina, la víctima contó que le “pasaron el perro” varias veces, siempre en medio de la oscuridad, razón por la que no alcanzó a ver las obleas identificatorias de los gendarmes.

“En la oficina me pidieron mi cartera de mano. Ahí llevaba los 120 mil pesos, discriminados en fajos de 10 mil cada uno. Colocaron la plata encima de una mesa y ahí uno de ellos empezó a amenazarme”, relató. “Acá me tenés que dejar 20 mil; me dejás eso o ya está llegando el jefe y te vamos a sacar todo”, asegura que le dijeron los uniformados.

Pese a que supuso que se trataba de algo ilegal -incluso porque jamás le entregaron acta de secuestro alguna- Cáceres Zarza decidió dar el brazo a torcer. “No es fácil resistirse en plena oscuridad, rodeado y en un país ajeno”. “Ahí uno de ellos sacó dos fajos y me corrió de la oficina. Me dijo que me fuera, porque si no iba a tener problemas. Junté el dinero restante y me fui a esperar el colectivo”, sintetizó el hombre.

El comerciante paraguayo viajó a Buenos Aires, realizó sus negocios con lo que le quedaba de dinero y el martes de madrugada volvió a casa. “La verdad es que no tenía ganas de denunciar, pero mi familia insistió en que debía hacerlo. Es que acá terminé de confirmar que lo que hicieron es totalmente ilegal. En un segundo se llevaron dos meses de trabajo”, explicó Cáceres Zarza.

Finalmente, el martes por la tarde, el entrevistado se presentó ante la Decimoséptima -por cuestiones de jurisdicción- y radicó la denuncia correspondiente.

“No sé si voy a recuperar el dinero, pero no quiero que esto quede así. Me siento indignado. Ese dinero iba a ser invertido en este país y me lo sacaron de manera totalmente ilegal”, finalizó el entrevistado, quien aguarda ahora que la Justicia tenga en cuenta el caso e inicie una investigación al respecto. Fuente: PRIMERA EDICION



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

,

Deja un comentario