PARAGUAYA PROCESADA EN ESPAÑA POR MALTRATAR A SU MARIDO

Según detalla la Fiscalía en su escrito de acusación provisional, la mujer, de 39 años y nacionalidad paraguaya, contrajo matrimonio con el hombre, español de 80 años, el 27 de mayo de 2014 en Asunción.

La pareja se conoció cuando ella trabajaba en el domicilio de la hermana del hombre, a la que atendió hasta su fallecimiento en enero de 2013.

Tras contraer matrimonio, regresaron a España a principios del mes de junio de 2014 para instalarse en el domicilio del hombre en Oviedo.

La Fiscalía sostiene que, a partir de ese momento, la mujer, siempre en el domicilio familiar, comenzó a someter al hombre “de forma reiterada y con total desprecio a continuos atentados contra su integridad física y moral, dirigiéndole insultos, gritos y propinándole golpes y empujones” y amenazándolo además con llevarle a una residencia.

El Ministerio Público añade que la acusada no le permitía salir de su habitación si no era para ir al baño, donde él tenía incluso que lavar los platos y cubiertos, pues no podía ir a la cocina, teniendo que comer en la habitación y solo comida envasada que tenía en su armario.

El hombre, que no disponía de pijama ni zapatillas, tuvo que ser ingresado con neumonía en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) el 16 de noviembre de 2015, donde recibió el alta del 29 del mismo mes.

Además del maltrato físico y psíquico, la acusada se aprovechó de la vulnerabilidad del hombre, que solo sabe leer y escribir su nombre y apellido y que desconocía y no controlaba sus ahorros, para apoderarse de 397.177 euros.

Para ello, le convenció para que realizara reintegros y emitiera cheques a su favor, además de sacar dinero de los cajeros.

La vista oral está señalada a las 10:30 de mañana en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.