PARA DETECTAR BICICLETEADA SE REQUERÍA EL “DON DE LA ADIVINACIÓN” SEGÚN AUDITOR.

La sección de auditoría de la Municipalidad de Encarnación estuvo en el ojo de la tormenta semanas atrás luego de que varios funcionarios hayan coincidido en testificales de que supuestamente los controles que deberían ser rutinarios en el área de cajas y tesorería sorpresivamente dejaron de realizarse, lo que habría facilitado la “bicicleteada” con dinero de los contribuyentes.

En ese sentido conversamos esta mañana con el responsable de esta dependencia Lic. Arnaldo Acosta quien explicó cuál es el proceso de control que realizan como Auditoría Interna de la Municipalidad de Encarnación.

En primer término dijo que la forma de auditar algunas dependencias depende de las normas internacionales de auditoría que son bastante relativas y que varían de acuerdo al auditor interviniente. Aseguró que en todo tiempo se realizaron las auditorías en cajas y tesorería pero que en ningún momento descubrieron el “carnaval” que se estaba dando con los recursos municipales y la tremenda “bicicleteada” que salpica a funcionarios y directores de la Municipalidad de Encarnación y que está siendo investigada por el Ministerio Público.

Según Acosta, las veces que auditaron el sector de cajas no encontraron ninguna irregularidad que tenga indicios con la “bicicleteada”; de la misma forma la auditoría en el arqueo de cajas, los balances y los informes de Tesorería tampoco dejaron al descubierto el ilícito que está completamente comprobado y que habría causado un perjuicio de 1.700 millones de Guaraníes como mínimo a las arcas municipales.

Añadió que recién se dieron cuenta de la maniobra que se realizaba con cheques de personas ajenas a los contribuyentes con el sumario realizado después del incendio del 25 de marzo. Negó que haya recibido directrices para detener los controles y que desconoce los supuestos cambios supuestamente ordenados por la Jefa de Recaudaciones Lic. Mirta Herrera.

“No somos una unidad de detección o anticorrupción, la auditoría ve el cumplimiento a las registraciones… la auditoría tampoco no es una ciencia oculta donde tengamos el don de la adivinanza (sic). A lo mejor alguien que tenga ese don, podría detectar ese acto fraudulento, ojalá hubiéramos tenido una noción de lo que estaba ocurriendo para tomar las medidas”, indicó.

Al ser consultado en qué momento pudo haberse cambiado el dinero recaudado por los famosos cheques de la bicicleteada, manifestó que pudo haber existido miles maneras de proceder y un análisis de precisión recién podría conocerse con la auditoria forense del Ministerio Público.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,