OBISPOS SIENTAN POSTURA SOBRE CURA QUE ABUSÓ A MENOR

A través de un comunicado publicado ayer, la CEP decidió hacerse eco del repudio masivo por los casos de abuso sexual cometidos por sacerdotes, específicamente del caso que involucra al excura párroco de Edelira, Félix Miranda.

“Como Obispos de la Iglesia Católica en el Paraguay compartimos con toda la ciudadanía la indignación y el dolor por cada caso de abuso y por cada persona lastimada y vulnerada en su dignidad. Además, nos llena de vergüenza cuando estos crímenes y pecados son realizados por católicos y dentro de las instituciones de la Iglesia, en particular por aquellos que ejercen el ministerio ordenado en la Iglesia, por personas consagradas, o personas de confianza que colaboran o trabajan en instituciones de la Iglesia”, reza la parte inicial del documento.

Otra parte del texto señala: “Nos duele y conmueve cada caso, y no queremos que estos hechos sigan ocurriendo en nuestra Iglesia y en nuestra sociedad; ni uno solo”. De esta manera, los obispos de nuestro país se suman al pedido de la ciudadanía para que acaben los abusos de sacerdotes católicos a niños.

Así también, se menciona la “carta al Pueblo de Dios” dada a conocer por el Papa Francisco la semana pasada y que iba a dirigida a todos los católicos del mundo, en la cual se hace referencia a los casos de pederastía que golpearon al seno de la Iglesia Católica.

A través de este comunicado, la Conferencia Episcopal Paraguaya sienta postura firme sobre este tipo de hechos y afirma “estar firmemente comprometida con la protección de los menores y de las personas vulnerables”. Asimismo, asegura que no se tolerarán abusos ni faltas graves contra la moral.

La máxima autoridad eclesiástica de nuestro país reitera que “los casos comprobados serán sancionados conforme al derecho canónico, sin excluir la dimisión del estado clerical y la expulsión”.

La CEP insta a que los casos de abusos sexuales a menores sean debidamente documentados y procesados conforme a las normas eclesiásticas “para una responsable y efectiva acción a favor de las víctimas”, además de denunciar los delitos ante las autoridades nacionales.

“Como Pastores estamos siempre dispuestos a acoger, escuchar y ayudar a todos aquellos que presenten responsablemente una denuncia de abuso. Comprometemos nuestra cooperación en la búsqueda de justicia y en la medida de lo posible, en la reparación del daño moral y en el proceso de sanación”, refiere el texto dado a conocer.

En la parte final, la CEP afirma que se están aplicando las normas y criterios establecidos por la Iglesia en el caso de un sacerdote redentorista en la Diócesis de Encarnación, Félix Miranda, quien días atrás fue beneficiado por un Tribunal de Sentencia con una suspensión de la ejecución de la condena para no ir a la cárcel, debiendo pagar solamente una multa de G. 5 millones al Hospital Regional de Encarnación.

Finalmente, el órgano eclesiástico manifiesta que “las acciones y decisiones de la justicia nacional son totalmente independientes de la Iglesia, debiendo las instancias responsables del Poder Judicial juzgar los delitos y aplicar las sentencias conforme a las leyes nacionales”.// DIARIO HOY


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,