NO SE SABE SI CAYÓ O SE ARROJÓ AL POZO, PERO SOBREVIVIÓ A UNA CAÍDA DE 12 METROS

En principio se habló de que se habría arrojado intencionalmente, en un supuesto intento de autoeliminación, pero este dato no pudo ser corroborado.

Un joven de 23 años cayó a un pozo de agua de 12 metros de profundidad y logró sobrevivir al percance.

A pesar del susto y las magulladuras, se considera que el muchachón la sacó barata: al momento del incidente, sus sentidos habrían estado obnubilados por lo mucho que había consumido bebidas alcohólicas.

El pedido de auxilio para Marcos Antonio González provino de quien se dice es su concubina – Esmilce Lorena Galeano Vera (18) –, cuando a las 2:15 de la fecha, en una vivienda del barrio Santa Rosa, en Presidente Franco, Alto Paraná, el chico fue al fondo del profundo pozo.

En principio se habló de que se habría arrojado intencionalmente, en un supuesto intento de autoeliminación.

Sin embargo, este dato no pudo ser confirmado, ni se volvió a hablar de esa posibilidad tras el rescate de la víctima.

Tampoco se puede negar que, por al altura del brocal del pozo, parece difícil que alguien pudiera caer dentro de él solo por tropezarse, aunque en la dimensión de la euforia alcohólica todo es posible.

Lo cierto es que, apenas recibido el pedido de socorro en el Sistema 911 de la Policía Nacional, los agentes despacharon las unidades de asistencia y rescate.

Bomberos voluntarios de Presidente Franco y personal de la comisaría jurisdiccional se hicieron presentes en el lugar del hecho y lograron rescatar al joven.// DIARIO HOY


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

,

Deja un comentario