MUJER DIO A LUZ TRAS 8 AÑOS DE INTENTAR QUEDAR EMBARAZADA

Durante 8 años aproximadamente que Paola Martínez (31) buscó quedar embarazada, pero la dicha nunca le llegaba. Después de muchas idas y vueltas al ginecólogo, varios tratamientos e innumerables intentos de concebir, le diagnosticaron esterilidad. Médicamente ella no podía tener hijos. El mundo se le vino abajo, pero pese a ello no se dio por vencida.

Paola se separó de su pareja con quien estuvo durante 5 años, y hace 4 años empezó una nueva relación. Ella decidió volver a intentar tener hijos esta vez con su nuevo amor. Nada funcionaba nuevamente, hasta que un día llorando se lo pidió a Dios. “Ese día me puse a llorar y me arrodillé en una pieza que teníamos de más. Le dije al Señor ‘que mi fe sea suficiente para sanarme, porque yo te acepté, yo sí te creo y quiero que me ayudes’”, empezó relatando Paola.

“No recuerdo qué fecha era pero un tiempo después, sentada en mi escritorio en la oficina, sin tener ningún síntoma del embarazo, tuve una conversación con el Espíritu Santo y Él me dijo: ‘Andá comprá un test (de embarazo)’. Yo dudaba para ir, me entró un poco de Tomás, el incrédulo. Finalmente fui, me hice la prueba y salió una raya oscura y otra más clara… ¿Qué es esto?, dije”, relató.

Finalmente, que con el examen de sangre se confirmaba un embarazo. “Ese día no podía reaccionar, me quedé helada, y recuerdo que llegué a casa y en el lugar exacto en que me arrodillé para pedir, me arrodillé para agradecer llorando de felicidad”, siguió contando muy emocionada. Esta experiencia le dejó más segura de su fe y hoy con su marido, no dejan de agradecerle a Dios.

Aunque por años parecía algo imposible, nació su pequeño, al que puso por nombre Ian (seguidor fiel de Dios) Gael (hombre dotado de generosidad). Hoy el pequeñito tiene dos meses y Paola y su marido, César Mereles, están disfrutando de esta nueva experiencia de ser padres. “Su papá está muy feliz, él recién cuando le vio en la ecografía pudo creer. Somos personas que le servimos a Cristo y le entregamos la vida de nuestro hijo a él”, dijo.

Paola vive en Encarnación y es funcionaria administrativa del Hospital Regional de la mencionada ciudad.//CRÓNICA


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,