MAL USO DE LAS REDES SOCIALES Y LA TECNOLOGÍA PUEDEN DERIVAR EN PROCESOS PENALES

El Ministerio Público, mediante la Unidad Especializada de Delitos Informáticos, recuerda a la ciudadanía que las acciones que conlleven a la mala utilización de las redes sociales y de dispositivos electrónicos, podrían derivar en procesos penales por perjuicio a los bienes jurídicos. La Unidad Especializada, últimamente, recibe denuncias de todo tipo referente a la comisión de presuntos hechos punibles, a través del uso de herramientas informáticas.

En ese sentido, algunas de las denuncias se relacionan con supuestos hechos que habrían quebrantado la autonomía sexual de niños y adolescentes, así como el patrimonio y la intimidad de las personas. Estas conductas están previstas en el Código Penal, bajo la denominación de Abuso por Medios Tecnológicos, Pornografía Relativa a Niños y Adolescentes, Estafa, Lesión del Derecho a la Comunicación y a la Imagen, entre otros.

PERFILES FALSOS

También otras denuncias ingresadas se refieren al uso de identidades falsas en redes sociales o en mensajería instantánea, cuyo fin sería el engaño a otras personas para obtener: desde contraseñas, hasta imágenes de contenido privado. Esta situación podría ocasionar el vaciamiento de cuentas bancarias; así también a hechos de extorsiones, pornografía infantil, acceso indebido a datos y otros delitos.

Las conductas e interacciones realizadas a través de internet, herramientas informáticas y equipos electrónicos, requieren de un cuidado y responsabilidad especial por parte de sus actores como cualquier otra actividad realizada en forma presencial, ya que no es relevante el medio, sino la propia conducta. En consecuencia, quién despliega una acción delictiva puede ser investigado y soportar un proceso penal.

CONTENIDO COMPARTIDO

Si bien, tanto el derecho a la libertad de expresión como el derecho a la imagen, son garantías consagradas por la Constitución Nacional, éstas no son una excepción que permitan quebrantar derechos de otros, como por ejemplo: cuando se envían o reenvían contenidos que perjudican a terceros, ya sea en su persona, familia o empresa. De tales formas se podrían ejecutar hechos punibles. Así como no hay delitos cometidos por la prensa, sino cometidos a través de la prensa, no existen delitos de las redes sociales, sino hechos cometidos a través de redes sociales.

Varias de las conductas del mundo virtual, al igual que ocurre en la vida física, pueden tener consecuencias penales, tras una investigación facilitada por los rastros digitales que dejan los autores. Por eso, quien haga las difusiones o con su mensaje afecte a un tercero, debe tomar conciencia de que puede ser investigado como autor o cómplice de un hecho punible.

Por todo lo expuesto, se insta a la ciudadanía a realizar una utilización responsable y criteriosa de los sistemas informáticos y medios de comunicación digital, incluidas las redes sociales a fin de evitar denuncias que podrían derivar en procesos penales. En tal sentido, apelamos a la opinión pública a atender una nueva realidad que vive la sociedad paraguaya y encarar juntos las posibles soluciones.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

Dejanos tu comentario