JOVEN DOCTORA SE QUITA LA VIDA EN CIUDAD DEL ESTE

CÓCTEL MORTAL. La mujer tomó una serie de medicamentos que le costaron la vida, había un CD con una película en su mesa de luz, que trataba de posesiones
CIUDAD DEL ESTE. Una escena de terror que jamás pensaban podrían llegar a ver fue la que tuvieron que vivir en carne propia aquellos que amaban a María Eugenia Gamarra Ortiz, una joven de solo 32 años y madre de dos hijas que, según las sospechas que se tienen, decidió que era el momento de partir de este mundo.

Cuando la tarde iba llegando a su fin, lo que parecía una larga siesta en su casa, ubicada en la calle Herminio Giménez, terminó convirtiéndose en un “hasta siempre”, más allá que nadie pudo despedirse, dejando un enorme dolor y vacío en aquellos que formaban parte de su día a día.

Acostada en su cama, con cara de tranquilidad, como viviendo un hermoso sueño del que jamás quería despertar, desató una pesadilla en aquellos seres queridos que desesperados trataron de hacer algo por no dejarla ir. Pero el intento quedó en la nada.

De acuerdo a las primeras investigaciones que realizó la Policía dentro del caso, la mujer consumió una serie de medicamentos que le costaron la vida. El cóctel reunió todo tipo de drogas farmacéuticas que ya no le permitieron abrir de nuevo los ojos.

En su mesita de luz, al costado de la cama, un CD con una película de terror, “Insidious 2”, que trata sobre posesiones demoníacas.

Vivía sola con sus dos peques. Una de ellas hacía poco tiempo había cumplido 15 años. Era la hermana mayor. Y fueron sus familiares quienes la hallaron sin signos de vida. Para el fiscal Julio Paredes es un claro caso de suicidio, aunque van a esperar los resultados que arrojen los estudios que se le mandaron a hacer en la autopsia.

DE TODO

Pastillas, ampollas, cápsulas y hasta jeringas fueron hallados dentro del montón de cosas alrededor de su cama.

El conmovedor adiós de una de las hijas

Como sabiendo por todo lo que debía pasar su mamá, la mayor de las hijas al encontrarla muerta escribió una conmovedora carta en las redes sociales, en donde se quedaba por demás claro que la mujer estaba atravesando un momento muy difícil. “No sabés la falta que me vas a hacer mi reina hermosa. Te amo muchísimo. Siempre estarás en nuestros corazones, especialmente en el mío. Te admiro muchísimo por todo lo que aguantaste. Ahora por fin descansas. Cuidános siempre desde arriba con lelo” rezaba el mensaje. Tanto la mamá como el hermano ya la habían hecho ver por un cuadro de depresión muy grande.// CRÓNICA


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

,

Deja un comentario