ITAPUENSES LLEVARON EL SABOR PARAGUAYO A PARIS Y TRIUNFARON

Passion Guaraní nació hace tres años como fruto del esfuerzo de dos hermanos itapuenses: Julio César Luthold (30) y José Manuel Luthold (32), quienes viajaron a París en 2006 y 2008 respectivamente. Ambos fueron criados en Capitán Miranda, kilómetro 10 de la ruta 6, Departamento de Itapúa.

Al igual que muchos paraguayos en el exterior, decidieron salir del país en busca de las oportunidades que no encontraron en Paraguay. Primeramente, César, que al no poder ingresar a la Facultad de Medicina –habiendo gastado todos sus ahorros en el cursillo de ingreso– y encontrándose sin trabajo, decidió emprender la aventura de conocer París cuando se le presentó la ocasión.

Poco tiempo después le tocó el turno al hermano mayor. “Como somos dos hermanos nada más y nos criamos muy unidos, llegó un momento en que ya me faltaba, así que decidí viajar”, comentó entre risas José.

Aseguró que la idea en principio era quedarse con su hermano durante un año y ahorrar dinero para volver a Paraguay, pero la vida les tenía reservados otros planes. César empezó a trabajar en decoración de interiores y José comenzó a fregar platos en un restaurante italiano, de donde 4 años después salió como todo un cocinero, por la vasta experiencia adquirida.

Passion Guaraní

El restaurante fue el resultado del anhelo de estos paraguayos que añoraban sus raíces. “Bueno, la idea surgió ya que no había nada paraguayo en París, desde que llegamos siempre hubo bares latinos, entre ellos, de Argentina, Colombia, Perú, pero de Paraguay no hay nada; siempre tuvimos la idea y más con eso de que trabajé en un restaurante italiano”, rememoró José.

Aparte del servicio de bufé, Passion Guaraní es un lugar ambientado con elementos de la cultura paraguaya y ofrece degustar los platos con buena música tradicional.
El lugar recibe aproximadamente a 20 paraguayos por día, así como latinos y franceses que también gustan de la comida guaraní, refirió uno de los propietarios.

Una familia de emprendedores

Passion Guaraní no es el único emprendimiento que nació de los hermanos en París, ya que también se dedican a la decoración de interiores. Ambas empresas, a su vez, otorgan oportunidades laborales a otros compatriotas.

Gracias a sus iniciativas, han podido ayudar a sus padres, quienes decidieron contagiarse del espíritu emprendedor de César y José e inauguraron una posada, con la proyección de tener una estabilidad económica que permita a sus hijos regresar al país.

De igual manera, José reconoció que viajar a Francia representó un gran cambio: “Al principio nada es fácil, la primera barrera al llegar aquí es el idioma, luego, es adaptarse al país donde uno reside”. FUENTE ULTIMA HORA



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.