INDÍGENAS DE ITAPÚA VIVEN SOBRE UNA MINA DE ORO Y A LA VEZ EN LA EXTREMA POBREZA.

Una realidad suscitada pone en descubierto la paradoja en la que se encuentran las comunidades indígenas de Itapúa quienes residen sobre una mina de oro y a la vez en la extrema pobreza.

En diciembre del año pasado, IN publicó números asombrosos en términos monetarios que estaría arrojando el negociado con el alquiler de las tierras indígenas en el departamento de Itapúa. Fue en ese momento que surgió la interrogante de ¿Porque no existen políticas públicas que garantice a los indígenas cultivar sus tierras?.

El Instituto Nacional del Indígena posee en todo el departamento de Itapúa unas 17.169 hectáreas de tierra titulada y 1821 hectáreas no tituladas. Estas tierras están destinadas para el hábitat de las 31 comunidades del departamento y para la explotación agrícola y ganadera por parte de sus habitantes.

Sin embargo, tras la investigación realizada por nuestro medio, salió al descubierto que gran parte de estas tierras no están siendo utilizadas con este fin, sino que están siendo alquiladas a productores agrícolas. De acuerdo a la mencionada investigación, al menos 3.000 hectáreas de estas tierras son alquiladas y explotadas por grandes productores en varios municipios, a pesar de que esta práctica está prohibida por ley.

Si volvemos a calcular, el costo del alquiler de tierras productivas por hectárea anualmente es de 2.000.000 de Guaraníes, que multiplicadas por las 3.000 hectáreas sobrepasa el millón de Dólares Americanos. Pero en caso de que sean los indígenas quienes exploten estas tierras, estaríamos hablando de una utilidad de U$D 3.000.000 al año.

Llama poderosamente la atención ni el INDI ni otras instituciones del Estado han visto la posibilidad de que algún proyecto similar a este sea viable condenando a lo habitantes de la comunidades afectadas a la extrema pobreza.

Fuentes de Itapúa en Noticias, aseguran que la cantidad de tierra explotada podría ser mucho mayor. “Lo más probable es que no entren los ceros en la calculadora si nos ponemos a calcular bien”, nos refirieron con relación al alquiler de tierras.

Si estimamos una producción de 3.000 kg por hectárea, estaríamos hablando de 9 millones de kilogramos en una zafra que al precio actual del mercado en Chicago, representa la onerosa suma de U$D 3.000.000, sin contar la producción de trigo y otros rubros de invierno.

Hasta el momento se desconoce con exactitud quienes serían los responsables directos del alquiler de tierras, pero existen fuertes sospechas que podrían tratarse de políticos y autoridades, como así también de los mismos líderes de las comunidades afectadas y representantes de instituciones que deberían velar por los intereses de los mismos.

Luego de la mala experiencia en el conflicto por las tierras de Makutinga, el pronóstico con relación al futuro de las comunidades indígenas de Itapúa es bastante preocupante porque no se avizoran proyectos que puedan revertir esta situación.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

Dejanos tu comentario

,