HERMANITOS MÚSICOS ESPERAN SUS INSTRUMENTOS DE REGALO

Cuando hay necesidad pero sobra talento en un instante se puede crear de todo. Y esto lo muestra un video del Facebook que se viralizó, donde muestra a unos niños que hacen música con una batería “reciclada” hecha por ellos mismos.

Ellos son Édgar y Blas, a quienes siempre les gustó la música, según comentó su papá Roberto (32), quien mucho tiene que ver en esta realidad que viven.

Son parte de una familia humilde y no tienen la posibilidad de comprar ningún instrumento. Por eso, se pusieron de acuerdo y con la ayuda de su padre hicieron su propia batería.

Los pequeños músicos viven en el distrito de Liberación, departamento de San Pedro. Toda la idea nació después de que ellos participaron de un pequeño concierto donde vieron la batería.

“Ellos se fueron a ver y me dijeron que querían hacer uno”, recordó don Roberto. Resalta la creatividad de los pequeños artistas, porque con envases de aceite, palos, tapas de metal y alambre armaron un conjunto de sonidos que hacen “menear la cintura” a cualquiera. Según dijo el papá, las tapas hacen el sonido de los platillos.

Los dos peques músicos aprendieron todo de su padre, quien ejecuta el teclado. “Yo siempre les enseño para que sepan cantar y tocar el teclado”.

Después de la publicación del video “todo el mundo” ya quería saber más de ellos. “Estoy muy feliz porque todos vieron el talento de mis hijos”, dijo muy contento el papá.

La idea de hacer el video fue de su tío Fidel Peña (35), quien subió en su cuenta de Facebook. Don Roberto señaló que él quería hacer un video más largo para demostrar todo el talento de sus hijos.

“No esperé que llegue a ver tanta gente”, dijo asombrado. También nos contó que suelen irse a cantar en los cumpleaños de los vecinos. Ellos tienen una hermanita de 4 años, que les está siguiendo en su camino musical para que formen un grupo. FUENTE DIARIO CRONICA


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario