“EXÁMENES DE INGRESO DEL COMISOE HABRÍAN SIDO FRAGUADAS APROPÓSITO” DENUNCIAN.

Una nueva denuncia vuelve a poner en la cúspide del escándalo al Colegio Militar de Suboficiales del Ejército de San Juan del Paraná.

Esta vez una persona anónima que prefiere guardar su identidad por temor a represalias en contra de su hijo, brindó detalles de cómo habría sido el sistema de ingreso a través de los exámenes de postulantes a aspirantes.

La denunciante coincide con el joven Blas Morales quien denunció haber sido excluido de la lista de aspirantes en forma irregular, de que las autoridades nunca aclararon cuál iba a ser el sistema de ingreso y que en todo tiempo se contradecían en el sistema que iba a ser utilizado tales como eliminatoria o acumulación de puntos.

Quizás el punto principal en esta cuestión apunta a las hojas de exámenes que según nuestra fuente habrían sido fraguadas y eran altamente vulnerables a cualquier tipo de fraude.

“Los alumnos recibían una hoja de respuestas a través del sistema de selección múltiple donde estaban completamente prohibido escribir el nombre, código del postulante o algún distintivo identificatorio. La hoja de respuestas estaba presillada por otra donde si el alumno se identificaba”, detalló.

Una vez que se conoció la lista de ingresantes y comenzó a salir a luz la denuncia de un eventual fraude, muchos de los afectados solicitaron ver la hoja de ingresos a quienes se le negó rotundamente. No obstante; hubo quienes sí pudieron acceder a la hoja de exámenes donde se observó que la hojas habían sido despresilladas y vueltas a presillar, lo que deja en dudas si fueron cambiadas para beneficiar a un alumno y perjudicar al otro, explicó la denunciante.

Otro punto llamativo es que tales hojas de respuestas marcadas por los alumnos ya tenían el código de los mismos escrita por un oficial instructor; entonces, ¿Porque durante los exámenes no se le permitió a ningún estudiante firmar sus hojas y una vez corregidas el oficial instructor si lo hizo?.

Otra de las supuestas irregularidades es que en la prueba de matemáticas solo un grupo de “privilegiados” tuvieron acceso a una hoja de cálculo, mientras que el resto tuvo que rendir apenas con la calculadora.

La denuncia se agrava cuando la denunciante afirma que un grupo de estudiantes no aprobaron la prueba física pero de todas maneras rindieron el examen de conocimiento. Los afectados dudan de que en la lista de nuevos aspirantes estarían alumnos que no pasaron por el examen de ingreso.

Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario