ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DEL USO MEDICINAL DEL CANNABIS YA ES UNA REALIDAD EN PARAGUAY

La información fue dada a conocer de manera oficial en la jornada de ayer, aunque de acuerdo a Gaceta Oficial de la Presidencia de la República la aprobación se concretó el pasado 29 de diciembre.

La Ley Nº 6007 establece la creación del “Programa Nacional para el Estudio y la Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus Derivados (Proincumec)”, el cual será a partir de ahora el órgano de aplicación del uso medicinal y científico del cannabis en Paraguay.

La mencionada normativa autoriza a “promover la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo de la planta cannabis y sus derivados para el tratamiento de enfermedades y afecciones en humanos. Con este objeto se reglamentará también su
producción controlada”.

Entre las atribuciones del Proincumec estará el garantizar el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados de la planta de cannabis a toda persona que se incorpore al programa, así como investigar las propiedades de la planta del cannabis y sus derivados en la terapéutica humana.

Otro de los puntos contemplados en esta ley tiene que ver con la investigación de los efectos secundarios del uso medicinal del cannabis en humanos, apuntando a propiciar la participación voluntaria de pacientes en estudios científicos e investigación sobre el uso medicinal del cannabis en ciertas patologías.

Un detalle importante sobre esta cuestión es la promoción de la “industrialización controlada del aceite de cáñamo y demás derivados de la planta de cannabis para uso medicinal y tratamiento de enfermedades en humanos”. Para lograr esto, se necesitará la exclusión de la marihuana de la lista de sustancias estupefacientes en nuestro país.

La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) fungirá de órgano fiscalizador de cualquier proceso de cultivo o producción de cannabis con los fines establecidos por la ley, así como para la importación de plantas o semillas de cannabis.

En tal sentido, el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) tendrá un papel fundamental para autorizar este comercio de productos del cannabis así como para delimitar los tipos de semillas que podrán utilizarse para los fines médicos en los cultivos.

La normativa también establece que se creará a través del ministerio de Salud Pública un Registro Nacional Obligatorio de Usuarios de Productos Derivados del Cannabis para tener un control sobre los pacientes que utilicen productos de la marihuana, como por ejemplo el conocido aceite de cannabis.

La ley que establece “la creación del Programa Nacional para el Estudio y la Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus Derivados” recibió media sanción el pasado 15 de noviembre en la Cámara de Diputados, siendo ratificada en el Senado el 5 de diciembre.//HOY DIGITAL


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,