ENCARNACENO DETENIDO EN BRASIL

Dos paraguayos fueron detenidos en el Brasil la pasada semana por tenencia ilegal de armas. El primero fue liberado tras su declaración, mientras que el segundo fue remitido a la prisión. El apresado figura en la nómina de funcionarios de Yacyretá. De acuerdo a la crónica policial, agentes de la Policía Rodoviaria del país vecino interceptaron en la mañana del pasado jueves 4 de abril una camioneta de la marta Toyota, tipo Hilux, al mando de Luis Rodrigo Gamarra Espínola, paraguayo, con cédula de identidad 1.454.918, quien iba junto a otro ciudadano paraguayo cuya identidad no trascendió.

Tras las verificaciones de rigor por parte de los agentes, se halló una pistola calibre 9 mm con mira telescópica, presumiblemente de origen israelí, con dos cargadores y más de 20 proyectiles. El procedimiento se llevó a cabo en la localidad de Avaré, distante a unos 120 kilómetros de Baurú, en el estado de Sao Paulo, según recoge el portal Jcnet.com.br.

Versiones policiales indican que los paraguayos partieron de Encarnación hasta la localidad de Campinas. Uno de ellos fue liberado poco después de prestar declaración, mientras que Gamarra Espínola fue remitido a la Penitenciaría de Itaí, ubicada a 300 km al oeste de la capital estadual, por tenencia ilegal de armas.

Además del delito mencionado, Gamarra tampoco portaba con un registro homologado para la conducción en el territorio brasileño.

El ahora detenido figura en la nómina de funcionarios de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), según la planilla correspondiente al mes de marzo de 2017. El mismo ingresó a la institución en 2005 y pertenece al cuadro de funcionarios permanentes, con un total de ganancias por arriba de los G. 27.000.000, de acuerdo a los datos que figuran en el portal del la hidroeléctrica. FUENTE: ABC COLOR

,
One comment on “ENCARNACENO DETENIDO EN BRASIL
  1. Asi son esta jente de la eby ganan 15 veces mas que un docente matriculado y preparado, aber si le hechan de paso a esta lacra. tiene loo cara de hijo de papi

Deja un comentario