DOCENTE DENUNCIADO POR USURA Y ESTAFA ES CANDIDATO A CONCEJAL

El polémico y cuestionado dirigente gremial Silvio Piris, denunciado por estafa y usura por varios docentes de Encarnación, a pesar de poseer innumerables denuncias y antecedentes por supuestamente haber cometido en más de una ocasión estos y otros delitos, logró nuevamente ingresar entre los primeros candidatos para integrar la Junta Departamental de Encarnación por el movimiento Colorado Añetete (ANR).
foto gentileza
Además, personas cercanas a su entorno habían destacado el rápido ascenso económico que logró en muy poco tiempo, a pesar de que supuestamente no cobraba su salario de docente desde hace dos años, por contar con licencia gremial.

Piris, quien es presidente de la Federación de Educadores del Paraguay (FEP) y ex titular de la Asociación de Educadores de Encarnación (AEE), en octubre pasado fue denunciado ante el Ministerio Público por Antonio Moroni y María Bogado por los delitos mencionados, sin embargo, en casi tres meses, la investigación a cargo de la fiscala Angelina Arriola no ha tenido el avance esperado por los denunciantes. Las víctimas de Piris afirman que las veces que fueron hasta su oficina para interiorizarse del caso, la fiscala manifestó que aún no tenía novedades.

Para las víctimas esto ya no representa una novedad, ya que en más de una ocasión se había denunciado a Piris, pero se sospecha que recurre al tráfico de influencias políticas en la zona para frenar las investigaciones y así evitar responder por los delitos que se le atribuyen. Desde La Nación intentamos contactar ayer con la fiscala para obtener su versión, pero fue imposible, ya que a pesar de nuestra insistencia ella no atendió nuestra llamada.

Aunque solo dos de los presuntos estafados pudieron judicializar la causa (las demás ya habían caducado), son más los educadores que aseguran ser víctimas de las estrategias utilizadas por el político para engañarlos descaradamente y despojarlos de altas sumas de dinero. Se pueden citar a José Villar, Aurora González, Rufina Ocampo, Luis Alberto Capurro y Virginia González, el monto total de la supuesta estafa contra estas personas superaría los G. 300 millones.

Otras denuncias

Silvio Piris fue denunciado además en varias otras ocasiones por delitos similares a lo recientemente mencionado, pero llamativamente ninguna de las causas fue investigada como debía ser y finalmente quedó en la nada, permitiendo de esta manera que el dirigente pueda continuar operando libremente sin temor a la justicia. Es más, se pega el lujo de volver a lanzarse como candidato a concejal departamental. Como no está imputado ni procesado, de ser votado en abril puede llegar a convertirse en legislador departamental.

Algunas de las causas en las que estuvo involucrado ya datan de varios años. Por ejemplo, la primera es del 2010, cuando Piris conformaba la comisión directiva de la Asociación de Educadores de Alto Paraná, en esta ocasión él y otros dos miembros fueron querellados a raíz de una supuesta falsificación de firmas en las planillas de salario de los docentes que estaban a su cargo.

La denunciante mencionó en su presentación que debido a varios desacuerdos por descuentos injustificados de sueldo, motivo por el cual prácticamente se quedaba sin recibir ninguna remuneración, se negó a seguir suscribiendo las planillas, pero su firma continuaba apareciendo en los documentos. Con la prueba caligráfica se comprobó que efectivamente la firma era falsa. Piris y los otros involucrados fueron declarados culpables de aquellos delitos y fueron obligados a pagar G. 11 millones como reparación del daño ocasionado.

En el 2015 apareció otra denuncia en su contra. Esta vez fue por producción de documentos no auténticos. La supuesta víctima manifestó que la Asociación de Educadores de Alto Paraná retiró un crédito a su nombre y se percató de lo que le había sucedido cuando le negaron un préstamo bancario por morosidad. Finalmente, Piris habría cancelado la deuda afirmando con esto que sí fue el responsable del hecho. Esta causa fue archivada supuestamente por falta de documentaciones para las pruebas caligráficas, pero la denunciante dijo a La Nación que la Fiscalía no le informó que precisaban de más documentos. Una tercera demanda fue formulada en el 2005 por incumplimiento del deber legal alimentario.

Modus operandi

El equipo de Silvio Piris habría hallado la forma perfecta de hacer dinero fácil, cuando quedaron al frente de la Asociación de Educadores del Paraná. Una vez que se hicieron cargo de la administración, descubrieron que tenían en su poder cientos de pagarés en blanco que los socios habían firmado como garantía de pago de préstamos bancarios, otorgados por intermedio de la asociación; estos ya fueron cancelados en su mayoría, pero los propietarios no reclamaron sus documentos.

Los supuestos estafadores aparentemente habían rellenado los pagarés por montos millonarios para cobrarlos judicialmente. No conformes, también más de una vez los habrían endosado para retirar créditos del banco a nombre de los docentes. Los denunciantes aseguraron que habría un centenar de víctimas más, pero por temor a represalias y en vista a que ninguna de las autoridades hizo una investigación adecuada, prefieren callar y seguir siendo manipulados por este sistema, que en los últimos años se hizo muy común principalmente con docentes del interior del país.//FUENTE: LA NACIÓN



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.