“DE PRIMO POBRE DE SUDAMÉRICA A ECONOMÍA MÁS CONFIABLE QUE LA DE BRASIL”

Quien lo dijo fue Fernanda Trisotto, periodista de la Gazeta do Povo, medio periodístico de referencia de Curitiba, Brasil.
“Acabaron los tiempos en que Paraguay era recordado solo por productos falsificados o productos electrónicos más baratos. El país hizo los deberes, arregló la carga tributaria, ve crecer su PIB y mantiene la inflación bajo control”, arrancó Trisotto en una materia publicada en la fecha.
La comunicadora subrayó también que, estos cambios no ocurrieron de la noche a la mañana, sino tras un proceso y que estos se aceleraron a partir del 2013.
Paraguay “despuntó ante los ojos de los inversionistas, inclusive los brasileños instalan allá sus industrias y hasta negocian en bitcoins”, amplió.
Pero donde la comunicadora señala que se nota el mejor desempeño y la confianza que genera actualmente el país es en las calificaciones internacionales para el crédito.
“Eso es lo que indican las notas de las mayores agencias de riesgo. El Brasil enfrenta sucesivos rebajamientos de sus notas. Este año comenzó con Standard & Poor’s disminuyendo la calificación para el Brasil por causa de la incertidumbre que generan las elecciones y la no aprobación de la reforma de la seguridad social”, destacó.
Moody’s y Fitch también golpearon al Brasil por debajo del cinturón, señales que la trabajadora de prensa no pasa por alto.
“Brasil terminó equiparado con Vietnam, con nota inferior a Paraguay. Son tres agencias (calificadoras de riesgo) diciendo que es más seguro invertir en el país vecino (Paraguay)”, prácticamente enmarca Risotto.
EL AVANCE
La publicación enfatiza igualmente que los cambios en Paraguay se “intensificaron” con la Administración Horacio Cartes.
Apunta, asimismo, que la Ley de Maquila, la energía eléctrica abundante y barata, el bajo costo del transporte por hidrovía y hasta las normas laborales conforman el halo seductor de nuestro país.
“Esta combinación fue muy eficiente para atraer a nuevas empresas, en su mayoría, brasileñas. Además, por fin, el Gobierno mantuvo la disciplina fiscal”, señala Patricia Krause, economista jefe para América Latina de la Coface (Compagnie Française d’Assurance pour le Commerce Extérieur), según destaca Risotto.
“El Brasil está quedando menos atractivo para los inversionistas que Paraguay. El país vecino acertó en sus medidas y dejó al Brasil atrás”, finaliza. LA NACION



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.