CUMBIA, CAFÉ Y RON: PARAGUAY VIVE EN BARRANQUILLA


Con goles de Óscar Cardozo, Antonio Sanabria, muchísimo amor propio, determinación y rebeldía hasta el final; la Albirroja lo dio vuelta y conquistó una exigua victoria por la fecha 17 del certamen clasificatorio al ecuménico de Rusia 2018 que lo deja con vida y bailando sobre una pata.

Con los dientes sumamente apretados arrancó la partida deportiva en el Metropolitano de Barranquilla. De entrada, tras el soberano silbato antecedente, Paraguay movió el balón y al todo o nada marchó decidido a buscar el único resultado de su interes.

3 centrales en el fondo, 5 en la medular y 2 arriba serían la desvergonzada apuesta del entrenador Francisco Arce.

Así, sobre los 10′, Richard Ortíz vio la primera tarjeta amarilla. Un minuto después, Fabra también fue amonestado en el once local. Señales de un partido friccionado en que el brasileño Ricardo Marques, árbitro de la noche, no supo de ecuanimidad a la hora de hacer cumplir la ley.

En consecuencia, antes de los 20′, Derlis González puso al tanto de las intenciones de un equipo perfilado para ir por la victoria. El balón se estrelló en la base del poste derecho de Ospina, situación que dejó con vida a los de José Pekerman, quienes hasta entonces no encontraban forma de hacer daño a la última línea albirroja.

Salvo sobre la media hora de partido, tiempo en que Antony Silva se vio exigido en dos ocasiones. Por su parte, el guardametas enseñó seguridad y concentración, apagando con los guantes el sofocón cafetero. Gran actuación hasta entonces de Antony.

Posteriormente, en la cornisa de la etapa inicial, Víctor “El Topo” Cáceres fue el primero en abandonar el gramado. Lesionado en una de las piernas, la elección de Cáceres, como titular y capitán de la cuadrilla, llamó la atención de propios y extraños. Una fuerte entrada sobre el mismo quemó el primer cartucho de sustitutos visitantes.

Robert Piris Da Motta fue el elegido para intentar llenar ese agujero que suponía al Topo como guardían. Da Motta no goza de mucho ritmo futbolístico. En su equipo, el San Lorenzo de Almagro, apenas ha tenido escasas oportunidades.

Acelerado, con gestos propios de un volante poco regular, Da Motta hizo tambalear la estructura guaraní. Para bien, Marques mandó todo a vestuarios.

La complementaria lució galas distintas. En principio, Colombia mostró mayor decisión y metió a Paraguay en su terreno.

Sobre los 54′, con el marcador sin sorpresas, Arce depositó su carta de gol en Antonio Sanabria. El estratega dejó el molde y retiró a Jorge Moreira del campo. El esférico entonces cayó divido al juego poco claro. Acto seguido, Paraguay intentó presionar alto y a la desesperadas Óscar Cardozo fue inserto nuevamente en el equipo.

Poco o nada pudieron hacer “Tonny” y “Tacuara” para evitar que sobre los 79′, su colega Radamel Falcao García pueda, en su única aparición importante, superar la escueta salida de Silva y establecer la diferencia que clasifica a colombianos a Rusia 2018.

Parecía que el mundo se venía abajo, pero todo y todo pudieron Cardozo (88′), en su revancha personal, y Sanabria (92′) en la última jugada del partido para dar rienda suelta a la cumbia que hoy mantiene en vilo a todo un país.

Con ellos, Paraguay suma 24 puntos y deja su última cartucho a quemar en el estadio Defensores del Chaco, el próximo martes ante una Venezuela, ya eliminada. FUENTE:D10



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

, ,

Deja un comentario