CÓMO FUE EL DEBUT DE LA PRIMERA MUJER ÁRBITRO EN PRIMERA

Tiene 29 años y entró en la historia del arbitraje argentino. Sus compañeros de terna la felicitaron por su labor.

El lunes 30 de octubre quedó en la historia para el fútbol argentino. No fue la obtención de un campeonato ni una goleada descomunal. De hecho, hasta los jugadores y la pelota fueron actores secundarios. Tampoco una genialidad de Diego Armando Maradona, quien ayer cumplió 57 años. Ni por un record de Lionel Messi. El protagonismo fue para Gisela Trucco, quien quedará en los libros como la primera mujer que integró una terna arbitral en la máxima categoría, hoy Superliga. Con tan solo 29 años, la hija del ex juez de línea, Luis Trucco, y hermana de Silvio, actual árbitro de Primera, asistió a Fernando Rapallini en el partido que ayer Defensa y Justicia y Olimpo igualaron 1 a 1 en Florencio Varela.
Bajaron algunos aplausos desde la platea cuando Gisela se ubicaba sobre la línea de cal para comenzar su labor como asistente número 2. Una sonrisa se dibujó en la cara de la rubia, peinada con una trenza, antes del pitazo inicial, cuando comenzó la hora de la verdad.

En el primer tiempo, le tocó controlar el ataque del local. Con su brazo izquierdo casi siempre flexionado y con el puño cerrado, cuando no sos- tenía el banderín, claro, dio indicios de un lógico nerviosismo. Pero no le pesó la camiseta naranja a esta joven fogueada en el Ascenso (últimamente venía participando de partidos de la B Nacional). No tuvo que lidiar con jugadas polémicas y salvo una protesta de Villanueva no sufrió demasiados reclamos de los jugadores. Y recibió la aprobación de ellos.
“La felicité al final porque se manejó bien, con tranquilidad. Hizo un buen trabajo. Se llevó un par de silbidos de la gente de Defensa pero nada más”, comentó Adrián Gabbarini, el arquero de Olimpo. Al final, Gisela Trucco también se llevó un afectuoso saludo de sus compañeros de terna. Fernando Rapallini, el árbitro principal, y el asistente número uno, Ezequiel Brailovsky, la abrazaron y destacaron su trabajo.

En lo futbolístico, Defensa y Justicia superaba merecidamente a Olimpo y tenía todo a su favor para llevarse los tres puntos. Pero no pudo aumentar la ventaja conseguida en el primer tiempo gracias a una volea de Márquez. Le anularon un gol por posición adelantada en el complemento y le costó liquidarlo. Tanto que lo pagó con un gol en su arco. Tras una mala salida de Arias, Depetris aprovechó para poner el empate, muy celebrado por los bahienses que atraviesan un momento complicado. DIARIO CLARIN


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

,

Deja un comentario