CAE QUIEN SERÍA OTRO “PEZ GORDO” DEL NARCOTRÁFICO

La Policía detuvo este jueves al presunto narcotraficante Néstor Báez Alvarenga, un supuesto “pez gordo” del negocio. Estaba prófugo desde hacía siete años. Un juez ordenó su detención el pasado jueves 13 de setiembre a pedido del Brasil.

“Se pudo lograr su captura gracias al trabajo y al sigilo del personal, que actuó de forma leal, que cuidó la información”, manifestó el comandante de la Policía, Bartolomé Báez, en conversación con radio ABC Cardinal.

La Policía destacó que el supuesto narco, que tiene tres pedidos de extradición de parte del Brasil por supuesto narcotráfico y lavado de dinero, estaba viviendo en una lujosa vivienda en Camilo Recalde y Manuel Blinder, en el barrio Los Laureles de Asunción. Inicialmente, el comandante dijo que la vivienda estaba sobre Alas Paraguayas.

Báez Alvarenga fue detenido en 2011 y liberado rápidamente en un solo día por orden de un juez en setiembre de ese año. “Es muy difícil saber quién vive dentro de esa residencia. No fue fácil. Se hizo un seguimiento. Llevó su tiempo y mucha paciencia (…) Él tiene pedidos de extradición. A lo mejor salía poco y pasó desapercibido. No tenía captura aquí”, expresó el comandante de la Policía.

El juez Alcides Corbeta fue quien reiteró la orden de captura de Báez Alvarenga el pasado 13 de setiembre, aunque ya existía una disposición previa del 2014. Existen cuatro pedidos de extradición desde el Brasil.

Sobre el punto, el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, felicitó a la Policía. “Recibimos el pedido de captura en setiembre y hemos cumplido. Solo hemos cumplido. No es un comparativo (con el gobierno anterior)”, expresó en conferencia de prensa transmitida por ABC TV.

Báez Alvarenga tiene un vasto antecedente criminal: fue detenido el 8 de octubre de 1998 en Mariscal Estigarribia (Chaco), cuando remolcaba un vehículo con 17 paquetes que contenían 35 kilos de cocaína en su interior.

En enero de 1999, el entonces juez de feria Juan Carlos Paredes llamativamente otorgó prisión domiciliaria a Báez Alvarenga. La medida fue posteriormente revocada, pero el procesado se fugó de la justicia hasta el 17 de diciembre de 2007, cuando se presentó ante el Juzgado.

Néstor Báez Alvarenga fue condenado en 2008 a solo dos años de cárcel como cómplice del tráfico de los 35 kilos de cocaína en el Chaco. Es buscado por la Policía Federal de Brasil por supuestamente formar parte de la red del narcotraficante brasileño Fernandinho Beira Mar, preso en una cárcel del vecino país. ABC DIGITAL


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario