BOMBEROS: DIRECTORIO NO ENTREGÓ G. 8.200 MILLONES A COMPAÑÍAS

La cifra corresponde a lo que tenían que recibir las 75 compañías del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CPBV-amarillo) en el 2015 como “aporte de tesorería”. Este millonario faltante aparece en la verificación de los estados contables de las compañías y del balance general de la entidad. A raíz de esto, surgió una nueva denuncia contra los directivos.

De acuerdo con el Balance, en el 2015, las 75 compañías que hacen al CBVP-amarillo tenían que haber recibido ese año un total de G. 8.778 millones. Este monto fue lo que recibió el Directorio de los bomberos amarillos por parte del Ministerio de Hacienda en carácter de “aporte”, por lo que debió, de acuerdo a lo que establece la normativa al respecto, haberse distribuido a cada una de las compañías para que las mismas puedan hacer uso de ese dinero.

Sin embargo, en la verificación de los estados contables de cada una de las compañías, documento que fue presentado al Cuerpo de Bomberos y también a Hacienda, el monto total que el directorio transfirió fue de unos G. 486 millones. Teniendo en cuenta el monto que entregó Hacienda al Directorio para distribuir a las compañías, que fue de G. 8.778 millones, existe una diferencia de G. 8.291 millones que las estaciones de bomberos del interior no recibieron del aporte de Hacienda.

En setiembre de 2016, La Nación publicó el primer presunto caso de corrupción en el seno del CBVP-amarillo. La publicación expuso el gran negocio entre el Directorio y la empresa “Circumpunto SRL” con la venta de equipos “fantasma” en el 2015 al Cuerpo de Bomberos por valor de G. 961 millones. La empresa pertenece a Daniel Aquino Rivas, actual miembro del directorio.

Nueva denuncia
Debido a lo nuevo que salta ahora, el bombero Emigdio José Benítez Troche, ex capitán de la Compañía de Trinidad -y actualmente dado de baja por el directorio nacional, tras una serie de manifestaciones- denunció ante la fiscalía a Rafael Valdez Peralta y a Mario Luis Gini Cattebeke, presidente y tesorero del CBVP-amarillo, respectivamente. Valdez Peralta está hace 15 años en el directorio nacional y ocupa la presidencia hace trece años en forma ininterrumpida.

Según la denuncia presentada por Benítez Troche, existe una fuerte sospecha de que ambos directivos del CBVP se habrían valido de facturas que fueron generadas por las propias Compañías para presentarlas ante Hacienda, para justificar el destino de ese dinero. En efecto, una de las tantas anormalidades que se ya había publicado el año pasado con respecto al manejo del dinero de las compañías, era la presentación de facturas que eran de las Compañías pero que el Directorio presentaba como suyas ante Hacienda.

Como ejemplo, está el caso de la Compañía de Caazapá. El Directorio de los bomberos amarillos presentó a Hacienda facturas por G. 121 millones para justificar sus gastos en el balance del 2015 por el pago de fletes para traer un carro hidrante y equipos desde Canadá. Sin embargo, el dinero utilizado salió de la EBY y la gobernación de Caazapá y fue gestionado por la 1ra. Compañía de Bomberos de dicha ciudad.

Persecuciones
Desde que una importante cantidad de bomberos empezaron a exigir transparencia y la rendición de cuentas al directorio, cada uno de los que dieron a conocer su voz de protesta fueron castigados, ya sea con suspensiones o directamente con la expulsión del CBVP-amarillo.

La Nación inició hace poco más de un año una serie de publicaciones en donde denunció varias irregularidades en el manejo financiero y administrativo del Cuerpo de Bomberos, una institución que hasta entonces gozaba con el respeto absoluto de la sociedad por el valiente trabajo que realiza a favor de los ciudadanos.

Sin embargo, las evidencias expuestas generaron la reacción de las instituciones de control. La fiscalía finalmente solicitó juicio oral contra Valdez Peralta y otros, por el supuesto caso de estafa y la producción de documentos no auténticos. Ahora, se suman nuevas denuncias contra la directiva de los rescatistas amarillos.

El CBVP-amarillo maneja anualmente un promedio de G. 14.000 millones como fondo. De este monto, casi el 35% proviene del aporte que hace el Estado paraguayo, y el resto deriva de donaciones y otros programas de recaudación, como los aportes mensuales, las colectas, etc. //FUENTE LA NACION


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deja un comentario