BALA PERDIDA FUE A PARAR EN EL PAN DULCE DE UNA FAMILIA

Una familia del barrio Remansito de Ciudad del Este se preparaba para compartir la cena de Nochevieja entre charlas y risas, cuando alrededor de las 23:35 escucharon el impacto de una bala sobre el techo de zinc.

Desconcertados, miraron hacia arriba y vieron el orificio de entrada del proyectil. El susto fue tremendo para todos los presentes porque la bala cayó a pocos centímetros de la dueña de casa y quedó en una canasta navideña que estaba encima de la mesa que compartían.

La familia pasó un muy mal momento y hasta se les fueron las ganas de cenar y brindar por el Año Nuevo, porque la celebración pudo haber terminado en una tragedia, como varias que ocurrieron en años anteriores por causa de los disparos al aire.

“Empiezo con este 2019 diciéndole a todos y reafirmándoles que los milagros sí existen. Que Dios es un Dios vivo, misericordioso y grande”, publicó en su cuenta de Facebook Fátima Román Rodríguez, que fue a pasar la fiesta en casa de su mamá, agradeciendo que el suceso no pasó a mayores y criticando la imprudencia de los que siguen “celebrando” las fiestas con armas.

Buscaron mucho
La mujer contó que se pasaron buscando la bala perdida en el interior de la casa, pero no la hallaron por ninguna parte.

Recién ayer en horas de la mañana, cuando la mamá estaba preparando el desayuno, encontraron la bala, que increíblemente quedó incrustada en un pan dulce.

“Esto es un llamado a la conciencia de todo el mundo, porque tampoco es el primer caso. Solo termino diciendo y recordando a Paz Valentina: ‘Las balas no van al cielo, las personas sí, ya no más balas perdidas’”, agregó Fátima.//EXTRA


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario