ATENTADO A LA MUNICIPALIDAD: ¿QUIEN APARECE CAMINANDO EN MEDIO DEL HUMO?

Itapúa en Noticias accedió a imágenes exclusivas de una de las cámaras de seguridad ubicada en el entorno del despacho del Intendente Luis Yd, fueron grabadas en la madrugada del atentado a la sede comunal y en las mismas quedó registrada la imagen de un hombre que recorre la escalera que lleva a la recepción de la oficina del jefe comunal y por unos segundos se puede interpretar que observa el lugar como inspeccionándolo.

El DVR que grabó su imagen se encontraba lejos del área de Tesorería y registraba el movimiento externo sobre la calle Estigarribia (con este mismo equipo se capturó la imagen del vehículo Funcargo que llevó a la detención de Armando Zacarías), además graba el despacho del Intendente y los accesos. Al parecer el fuego se expandió más rápido de lo esperado por lo que el hombre decidió abortar la inspección y huir. Aunque en el video casi no se lo puede identificar, desde la Municipalidad informaron a los intervinientes que se trataría del agente de tránsito Orlando Menelik. El video fue captado a las 2:46hs. del domingo 25 de marzo, minutos después de haber iniciado el fuego y varios minutos antes de que se diera aviso a los bomberos, incluso en las cámaras ya se puede ver como el humo originado en el área de Tesorería de la planta baja estaba invadiendo esa zona. Menelik confirmó a nuestro medio que se trata de su imagen y que ingresó en compañía de Luis Galeano, su compañero de guardia, ambos tenían la intención de “salvar algunas cosas” según manifestó. “Primero fuimos por la escalera que da al baño, intentamos salvar los equipos para imprimir los registros que sabemos que cuesta como 15 millones de Guaraníes y también queríamos bajar la llave (térmica) porque pensamos que era un cortocircuito pero como el fuego era tan fuerte salimos nomas de vuelta y fuimos por afuera y subimos por la escalera que da al despacho pero había mucho humo así que salimos nomas de nuevo” aseguró Menelik.

Increíblemente esta imágen grabada de manera improvisada con un teléfono celular durante la inspección del video en la sede municipal es lo único que queda de este registro ya que el jefe de informática de la comuna Arsenio Valdez dejó que las imágenes se borren por sobreescritura, dado que el DVR solo retiene por 30 días las grabaciones y no se hizo la copia de seguridad o la descarga de esta potencial evidencia, esto según reza el documento presentado por los agentes de investigaciones ante el Ministerio Público, donde se detalla que el mismo Arsenio Valdez llegó a la sede de investigaciones con un pendrive que contenía estas imágenes grabadas con el celular, explicando esta situación. Según el documento, Valdez se presentó recién el 30 de Abril a entregar las grabaciones 35 días después del atentado y solo 5 días después de ‘’perder’’ todas las imágenes. Otro punto extremadamente llamativo es que el DVR no contaba con un sistema de almacenamiento en línea para obtener copias de seguridad desde la nube y que el jefe de informática siendo profesional en el área no haya propuesto recuperar las imágenes borradas con un software de recuperación de datos, un simple recurso técnico que habitualmente se realiza en cualquier servicio de mantenimiento informático.


Por otro lado, en contacto telefónico, Arsenio Valdez reconoció que las imágenes fueron borradas por el sistema de manera automática pero aseguró que todo el contenido ya había pasado a los intervinientes negando el informe de los agentes de investigaciones, además aclaró que el DVR donde se captaron esas imágenes es manejado exclusivamente por el intendente Luis Yd dando a entender que esas cámaras están fuera de su competencia.

Otro punto altamente llamativo es que el Juez Instructor del Sumario, el abogado Pablo Villalba aseguró que jamás se enteró tanto de esta situación como de la existencia de la grabación en video durante su trabajo investigativo, ya que todos los funcionarios presentes negaron haber ingresado a la sede municipal durante el siniestro y eso quedó asentado en su informe. “Es la primera vez que me entero que esta grabación existe y también estos hechos porque si lo hubiera sabido te aseguro que lo incorporaba al expediente y lo hubiéramos investigado a fondo”, aseguró Villalba.
El sereno de la oficina del sindicato, Simón Garay ubicada al costado de la Plazoleta municipal declaró que vio el fuego a las 2:40hs, tomó una fotografía con su celular (Presentó el celular donde quedó registrada la hora) y corrió al frente de la Municipalidad donde encontró a dos agentes de tránsito mirando el fuego dentro del edificio que aún era pequeño y estos aseguraron que ya se comunicaron con los bomberos pero eso aconteció recién casi 20 minutos después. Los guardias no pudieron ser identificados por el sereno.
Menelik y Galeano jamás fueron llamados a declarar durante el proceso investigativo interno ya que no fueron incorporados a la lista y por ende tampoco fueron afectados por el sumario de Villalba.

Intentamos repetidas veces comunicarnos con la Jefa de Recursos Humanos, Zulma Memmel pero hasta el cierre de esta edición no contestó su teléfono ni devolvió las llamadas, lo mismo aconteció con el asesor jurídico William Amarilla y el jefe de prensa de la comuna, Nelson Rios.

Las interrogantes que surgen para los investigadores son:

¿Habían mas datos en las imagenes que se borraron en el DVR que podrían colaborar con la investigación?

¿Porqué este dato se ocultó al Juez Sumariante durante su trabajo investigativo?

¿Porqué si según la grabación y los testimonios ya tenían conocimiento del siniestro alrededor de las 2:30hs tardaron casi media hora en llamar a los Bomberos?

Si ambos inspectores de tránsito estuvieron presentes esa noche e incluso ingresaron durante el siniestro ¿Porque la Municipalidad no los incorporó a la lista de declarantes?

Interrogantes que esperan respuesta en una de las investigaciones más trascendentes de la historia de la ciudad de Encarnación.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

, , ,