APARECE COMO UNA ALERGIA PERO ES UN VIRUS Y AFECTA MANOS, PIES Y BOCA DE NIÑOS PEQUEÑOS

Lo que parece una reacción alérgica con lesiones en las palmas de las manos, planta del pie y en la boca puede tratarse de algo más complicado como el virus coxsackie, una enfermedad contagiosa que genera una alteración en la piel.

Afecta principalmente a niños menores de 5 años pero también se dan casos en adolescentes, afirma el Profesor Doctor Ricardo Carrillo Iramain, jefe del Departamento de Emergencias Pediátricas del Hospital de Clínicas.

Los síntomas son fiebre, malestar, dolor de garganta, falta de apetito, aparición de ampollas rojas y dolorosas en la zona peribucal, es decir en el interior o por fuera de la boca.

“No existe un tratamiento específico para esta enfermedad; entonces lo que hacemos es aplicar un tratamiento de sostén con antipiréticos para combatir la fiebre y analgésicos o antiinflamatorios para el dolor, ya sea con paracetamol o ibuprofeno. No así con aspirina, porque podría derivar en otra afección”, señaló.

Existen complicaciones producidas por el virus como deshidratación, meningitis y sobreinfección bacteriana de las lesiones en la piel. La deshidratación es una de las mayores proeocupaciones, afirma Carrillo y agrega que hay casos en los que se debe internar al paciente no por el virus sino por las consecuencias.

Otra complicación es la meningitis viral, en la que la sintomatología predominante es la cefalea (dolor de cabeza intenso). En ese caso, el pediatra deberá indicar exámenes de laboratorio para determinar el diagnóstico, y de acuerdo al resultado solicitar la internación del paciente.

“Generalmente se trata de una meningitis de buen pronóstico, pero no hay que olvidar que es una virosis muy contagiosa que puede darse por medio de la tos, estornudo, o tocando las ampollas, porque una de las características de la lesión es la formación de ampollas, a veces estas se rompen y si hay contacto se da el contagio”.

Advirtió que si las lesiones no están bien curadas, ni cuidadas, podrían infectarse con bacterias. En ese caso se debe aplicar tratamiento de antibiótico por medio de pomadas y eventualmente, según evolución, por vía bucal.

Ante una mínima sospecha de la enfermedad de manos, pies y boca, el profesional recomienda acudir al pediatra para prevenir y diagnosticar precozmente las posibles complicaciones.

El lavado frecuente de manos es una de las medidas de prevención. “Hay que lavarse bien las manos antes y luego del contacto, sobre todo los padres o personas al cuidado del pequeño, porque no hay una vacuna específica para este tipo de virus”, remarcó.//HOY DIGITAL


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

Dejanos tu comentario

,