ANTE SÍNTOMAS GRIPALES, NO LLEVES A TU HIJO A LA ESCUELA SINO A CONSULTAR

El Ministerio de Salud Pública recuerda que, para prevenir la dispersión de esta enfermedad, es necesario aplicar filtros de supervisión en instituciones educativas y extremar medidas higiénicas.

Fiebre, dolores musculares, cansancio extremo y tos seca son más comunes e intensos con la influenza. Si tu hijo presenta estos síntomas, lleválo a consultar, no a la escuela. En primer lugar, para iniciar el tratamiento correspondiente y, de esa manera, evitar que el cuadro se agrave. Y, en segundo lugar, para prevenir el contagio a niños sanos.

Esta recomendación también aplica para todas las personas con síntomas de influenza, quienes deben permanecer en su casa y evitar el contacto con otras, protegerse con un tapabocas y guardar apego a la educación sanitaria, cuidando no diseminar el virus.

El Sistema de Vigilancia de Enfermedad Tipo Influenza e Infección Respiratoria Aguda Grave recuerda la importancia de adoptar las siguientes medidas, e incorporarlas como hábitos a ser mantenidos durante todo el año y en todo lugar.

1. Lavarse las manos frecuentemente. Esto ayudará a protegerse contra los gérmenes. El uso de alcohol gel es una alternativa al lavado con agua y jabón, en caso de que éste último no sea posible.

2. Evitar el contacto directo. Es importante mantener distancia con otras personas con síntomas de la enfermedad.

3. Guardar reposo en el hogar cuando se está enfermo. Esto ayudará a evitar el contagio a otros.

4. Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar. Evitará que los gérmenes expulsados puedan afectar a los que se encuentren cerca de usted.

5. Evitar tocarse los ojos, la boca, la nariz. Los gérmenes pueden diseminarse cuando una persona toca algo que está contaminado con ellos y luego se toca los ojos, la nariz o la boca.

6. Mantener hábitos saludables. Un buen estado de higiene bucal y personal, dormir bien, mantenerse activo físicamente, controlar el estrés, beber mucho líquido y comer alimentos nutritivos son hábitos que mejoran el estado de salud. Evite, además, cambios bruscos de temperatura y corrija factores ambientales como la contaminación del aire interior (por ejemplo, no fumando al interior de la casa) y fomentando una higiene correcta en los hogares.

7. Evitar el intercambio de saliva. Utilizar utensilios personales para evitar el intercambio de saliva a través de vasos, bombillas de tereré, chupetes, mamaderas, juguetes y otros que se lleven a la boca.

8. Desinfectar sitios comunes. Es importante prestar atención a la desinfección frecuente de superficies de “alto nivel de contacto”, como picaportes y equipos comunes (auriculares de teléfono, mouses de computadoras), con hipoclorito de sodio (Lavandina).

9. Vacunarse. La dosis contra la influenza hace que el sistema inmune desarrolle anticuerpos aproximadamente dos semanas después de la vacunación, brindando protección contra la infección con los virus incluidos en la misma. Controlá el carnet de vacunación de tu hijo/a para verificar que se encuentre con los esquemas completos.

10. Utilizar medicamentos únicamente prescriptos por el médico, NO TE AUTOMEDIQUES.

Igualmente, desde el Ministerio de Salud se insiste a las instituciones educativas y guarderías en la implementación de los filtros de supervisión. Si se presenta un niño con fiebre u otros síntomas de enfermedad, se los debe enviar de nuevo al domicilio, con la recomendación de llevarlo a la consulta médica.


Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Itapúa en Noticias se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República del Paraguay

Dejanos tu comentario

, ,