A DÍAS DEL AÑO NUEVO, TENGA EN CUENTA QUE EL ALCOHOL ALTERA LA PERCEPCIÓN Y REACCIÓN

Para evitar ser víctima de una intoxicación, lo recomendable es, si va consumir bebidas alcohólicas, hacerlo de manera moderada. El mismo planteamiento es realizado para las comidas, a fin de evitar atracones.
Si en sus planes esta consumir alcohol, beba cada trago de manera lenta y pausada, tenga en consideración el tipo de bebida que se consume, ya que las bebidas que cuentan con mayor porcentaje de alcohol permiten que la sustancia sea absorbida en forma más rápida.

Es imposible que el alcohol no afecte a la persona que lo está consumiendo. Este tipo de bebida, una vez que se toma, pasa del estómago a la sangre y de ahí directamente al cerebro, donde ejerce su acción deshinibidora.

Tenga en cuenta que la ingestión de bebidas alcohólicas altera la percepción, los tiempos de reflejo, la capacidad de reacción y la toma de decisiones. Es imperativo tener especial atención con las bebidas mezcladas con frutas y/o saborizantes ya que, como son muy dulces, no se perciben los efectos de las mismas en un primer momento, por lo que su consumo se realiza en mayor cantidad.

Más que importante de recordar es que, los menores de edad no deben consumir ningún tipo de bebidas alcohólicas, incluido el clericó.

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Al cuerpo le lleva 72 horas eliminar el alcohol que ha ingresado al organismo, independientemente a los fármacos que se consuma para contrarrestar la resaca.

Las personas que van a conducir vehículos y aquellas que están sometidas a tratamiento con medicamentos deben evitar totalmente el consumo de alcohol. Por más de que la persona no se sienta borracha, el tiempo de respuesta se retrasa, por lo cual ya está incapacitada para manejar.

Personas con medicación deben tener en cuenta las posibilidades de interacciones que hay con las bebidas alcohólicas, especialmente si se trata de una medicación psiquiátrica; hay un efecto que se llama potenciación: la persona toma su medicamento, toma alcohol, y se potencia el efecto. Otro grupo que también debe tomar mayores precauciones son los que sufren enfermedades cardiovasculares, ya que el alcohol es tóxico para el músculo cardiaco y produce la miocardiopatía.

Si la persona alcoholizada duerme y no responde a los estímulos dolorosos (pellizcos, golpes y movimientos), significa que se encuentra en el último grado de intoxicación, en estado de coma; al observar este cuadro, hay que llevar inmediatamente al afectado al servicio de salud más cercano, ya que se trata de una urgencia toxicológica y la persona puede fallecer por parálisis respiratoria. En cuanto al tratamiento para los que toman en exceso pero no llegan a un estado de intoxicación, los especialistas sugieren que no se los acueste boca arriba ni boca abajo, sino de costado, de manera que cuando duerman, no sufran asfixia por vómito.



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Dejanos tu comentario

,

Deja un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.