RUMBO A LAS DUNAS LES AGARRÓ LA TORMENTA Y VIVIERON PARA CONTARLO

Era un domingo con sol radiante, clima cálido y agradable, se vislumbraba una jornada inolvidable para un grupo de turistas quienes visitan San Cosme y Damián desde diferentes puntos del país.

Varios de ellos ya habían llegado desde el sábado y tras recorrer las reducciones jesuíticas, el Centro Astronómico y otros atractivos turísticos de este distrito, era solo esperar el momento para subir a una embarcación e ir hasta unos de los lugares más emblemáticos del turismo itapuense, “Las Dunas de San Cosme y Damián”.

Ya el día domingo, siendo las 09:00 una embarcación con 22 pasajeros partió rumbo las Dunas, pasando el mediodía otro bote con 28 pasajeros también lo hizo. De repente cuando el primer bote ya regresaba y el segundo se encontraba a medio camino, una nube negra se observaba en el horizonte y en cuestión de minutos, un fuerte viento cayó con una torrencial lluvia. La desesperación se adueñó de las 50 personas quienes desesperadamente pedían a los capitanes se dirijan a tierra firme.

El lugar más cercano estaba a varios kilómetros y luego de una pesadilla de varios minutos pudieron llegar a tierra firme pero muy distantes del casco urbano del municipio, los pasajeros de una de las embarcaciones se refugiaron en una precaria casa que sirve como refugio a pescadores, ya pasada la tormenta una de las embarcaciones pudo acercarse hasta la Base Naval mientras que los integrantes de la otra, aparentemente tuvieron que caminar varios kilómetros hasta regresar a la ciudad.

“Volvimos a nacer, jamás pensamos pasar tal aventura”, señaló a IN Vicente Palacios, quien visitaba San Cosme desde Asunción por primera vez.

“La ciudad es hermosa, me gustó muchísimo, ahora queda pendiente llegar a las Dunas porque no pudimos, pensamos volver algún día”, agregó.

Palacios también indicó que le llama poderosamente la atención que desde la Base Naval no cuenten con un sistema de monitoreo satelital de las condiciones en la que se encuentra el clima. Además, dijo que las embarcaciones deberían de contar con sistemas de comunicación con la base (radios), como así también los Bomberos, ya que más de la mitad de los turistas recorren varios kilómetros desde la costa hasta las Dunas sin que esta institución tenga un sistema para socorrerlos.

“Nos vimos prácticamente solos y al borde de la muerte sin que nadie sepa de lo que estaba ocurriendo”, sentenció.



Este medio no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

, , , , , ,
2 comments on “RUMBO A LAS DUNAS LES AGARRÓ LA TORMENTA Y VIVIERON PARA CONTARLO
  1. las lanchas debería de contar con equipo de radio comunicación, hablen con gentes del radio club encarnacion…algún radio aficionado les va guiar para utilizar—-soy radio aficionado ZP6RMA 0981840882,

  2. Y se siguyen yendo y siguen llevando gente a un lugar tan peligroso, en cualquier momento toda esa superficie cubierta con arena puede desaparecer con todo cuanto haya encima y nunca mas encontrarse, allí hay un campo magnetico y un lecho inestable ya por la gran masa de agua que la rodea.

Deja un comentario